07/03/2010

Sucesos

Ladrón atrapado gracias a Facebook

Había robado un oso de peluche gigante y un mensaje enviado por su novia en la popular red social lo puso en evidencia.

La Policía logró resolver el caso del insólito robo de un gigantesco oso de peluche perpetrado en una juguetería de la localidad bonaerense de Junín, gracias a un mensaje escrito en la red Facebook por la propia novia del autor.
 
La joven le contó a una amiga que su novio de 18 años había robado el oso de 1,70 metros para hacerle un regalo y por las características de la red el mensaje fue visto por otras personas, lo que derivó en la denuncia policial, publicó hoy el diario Democracia.
 
"Hola amigaaaaaaa.... vino (..) para mi ksa jejej... sabes que el (...) tenia la moto de (...) jajaja...y se robo un osote gigante...no lo podían hacer entrar por la puerta...tenias ke verlos mamados pateando al oso para ke entre por la puerta jaajaj...mas tiernos...jaajja a las 3 de la madrugada de un jueves mamados con un oso robado jaaj fue un fla!!!!!", rezaba textualmente el mensaje.
 
Gracias a esa información, la Policía logró dar con la joven y finalmente con su novio, para proceder a su detención.
 
El robo se concretó el pasado 26 de febrero en la juguetería "Maulini", de la zona céntrica de la ciudad, donde los delincuentes rompieron la vidriera con un objeto contundente para lograrlo.
 
El oso, que era desde hacía varios años un emblema con su presencia en el centro de la vidriera de la juguetería, fue recuperado en un terreno baldío de la zona días atrás.
 
El robo del muñeco había causado conmoción en la ciudad y al ser recuperado fue paseado por las calles para recibir el aplauso de los pobladores. 
 
"El oso es la principal atracción del local, desde hace muchos años. Le tenemos mucho cariño. Ahora que lo recuperamos, ya no estará en venta, sino que se queda como mascota oficial. Con el robo es más famoso que antes. De hecho, estamos armando un concurso con los chicos para ponerle un nombre", declaró a la prensa en el momento del hallazgo del enorme juguete, el dueño del local, Néstor Maulini. (Télam)



Recomienda esta nota: