21/05/2010

Sucesos

La modelo narco reniega de su apodo

Dijo que está en ruina y que no se puede comunicar ni con sus familiares. No se entregó por temor a la cárcel de Buenos Aires.

Sanclemente Valencia, la modelo colombiana acusada de liderar una banda internacional de narcotraficantes, continúa prófuga de la Justicia y asegura que no se va a entregar porque es "inocente". Además, reveló que vive en la "clandestinidad".

Señalada como la "reina de la cocaína", Valencia permanece escondida desde hace cinco meses y se quejó al indicar que la han "humillado muchísimo". "Estoy triste, endeudada, sola. Dios me ha dado la fortaleza para afrontar esto. Algo bueno vendrá. No quiero hacerme la víctima pero me han tratado mal y me han humillado muchísimo", precisó en declaraciones a la revista colombiana Elenco.

La modelo afirmó que es "inocente" y que cuando se reencontró con su novio Nicolás Gualdo, a quien conoció hace tres años y tres meses, éste le presentó en la Argentina a unos narcotraficantes que después la denunciaron por intentar explotar una ruta para traficar cocaína hacia Europa por vía aérea.

La colombiana sostuvo que está en quiebra y ni siquiera tiene dinero para contactarse con su familia. Además, remarcó que la relación que le imputan con los negocios de la droga comenzó un día cuando fue al baño y dejó la cartera en un bar público, donde estaban su novio y sus parientes, quienes se la robaron.

"Cuando necesité mi pasaporte me di cuenta que mis papeles no estaban. Me los habían robado. Fueron ellos, ¿con qué motivo?", se preguntó la modelo, que no se presentó a la Justicia por recomendación de Gualdo. "Le dije que quería hacerlo porque era inocente y no tenía nada que esconder. La abogada respondió que las cárceles de Buenos Aires eran duras, que me iban a maltratar", sostuvo la mujer, que es buscada desde diciembre de 2009 cuando un juez argentino dictó orden de captura en su contra.

También explicó que su novio está preso, pero los demás narcos de la red siguen en libertad, mientras que negó anteriormente se haya casado con un mexicano apodado "El monstruo", quien es un reconocido narcotraficante de ese país.

Respecto a su situación económica, reveló: "No tengo por qué decirlo pero no tengo ni un centavo, no tengo casa ni negocios propios. Vendo algunas de mis cosas para pagarle a mi abogado".

"Me ridiculizan, me llaman la modelo narco hot, soy la burla de todo el mundo en este país amarillista", indicó la modelo, quien también declaró que se desempeñó como actriz.



Recomienda esta nota: