24/04/2011

Sucesos

Le roban todo el dinero ahorrado durante años para el transplante de su hija

“Me quitaron la ilusión de que mi hija viva un futuro mejor”, dijo la madre de la pequeña.

Un matrimonio denunció el robo más de más de medio millón de pesos que la familia había ahorrado durante años para el transplante de médula ósea que necesita Bianca, la menor de sus hijas.

El hecho ocurrió el pasado jueves en la ciudad de La Plata, cuando al regresar de una cena, la familia advirtió que la puerta de la casa había sido violentada. Cerca de las 10, Andrea, junto a su marido, Walter, y sus dos hijas, Martina de 9 años, y Bianca, de 7 se encontraron con el escenario menos deseado: faltaba todo el dinero para la operación de la menor de la familia.

"No tengo palabras, la persona que entró en mi casa sabía que allí [por la caja fuerte] estaba el dinero y cuál era su destino", relató con angustia, casi quebrada en el llanto, Andrea.

"Juntamos esa suma desde que, cuando Bianca tenía 11 meses, nos dijeron que tenía talasemia. Llegamos a trabajar 18 horas diarias y vendimos propiedades para ahorrar más y más. “Me quitaron la ilusión de poder operar a la nena para que pueda vivir mejor en el futuro. Ahora tenemos que empezar todo de vuelta”,  relató la madre.

"Fueron directamente a la pieza matrimonial, donde estaba la caja fuerte", exclamó la mujer, y, de manera contundente, agregó: "Esa persona que nos delató sabía que el dinero se necesitaba para mejorar la salud de una nena de siete años".

Bianca está bien tratada y cada tres semanas concurre con sus padres al hospital de niños Pedro Garrahan para hacerse transfusiones de sangre, ya que su médula no produce glóbulos rojos. Pero, desde el jueves, ya no quiere dormir en su cama. Tiene miedo, como su hermana, y sus padres temen que este hecho afecte aún más su endeble salud.

"A la caja de seguridad le dieron con la maza, después la abrieron con la barreta y se llevaron 90.000 dólares y 40.000 euros que estaban destinados para el transplante de mi hija", recordó entre lágrimas la mujer.

Si bien aún no hay detenidos por este robo, las víctimas declararon que creían que se trataba de alguien que conocía la intimidad y los movimientos de la familia, ya que fueron directamente a la habitación donde estaba la caja de seguridad.

Según relató la mujer, los ladrones se llevaron también una notebook, los dos celulares de las niñas, dos cámaras digitales y la colección de perfumes del propietario de la casa.

La nena de 7 años tiene que ser operada de la médula y para eso debe ser transfundida cada 21 días en el Hospital de Pediatría Garrahan, por los riesgos para su salud que trae aparejada la deficiencia de hemoglobina.

"Se tiene que hacer la operación para que tenga una calidad de vida medianamente buena, a medida que vaya creciendo se va a ir deteriorando", afirmó la dueña de casa.

El robo es investigado porla Dirección Departamentalde Investigaciones (DDI) de Quilmes y la jefatura Departamental del mismo partido bonaerense, a cargo del comisario mayor Pablo Otero.

 



Recomienda esta nota: