31/12/2011

Sucesos

Detenido en Santiago por organizar orgías con niños

El sujeto de 31 años obligaba a su sobrino y a su ahijado a prácticas sexuales aberrantes. Lo denunció su comadre.

El añatuyense que fue detenido porque habría abusado sexualmente de su ahijado de 8 años en Santiago del Estero, habría hecho participar al menos a otro niño en juegos sexuales que tenían lugar en su domicilio, motivo por el que la Justicia está averiguando de oficio acerca de esta presunta nueva víctima. 

La revelación surgió cuando el chico fue entrevistado por un psicólogo forense en la cámara Gesell, ocasión en la que reveló que en los encuentros que mantuvo con su padrino también habría estado presente otro chico, que tiene entre 6 y 7 años, que sería sobrino del acusado. El ahijado mencionó en su testimonio que el hombre (de 31 años) en alguna oportunidad los habría ‘juntado’ a los dos y les ‘hacía cosas’. 

Esta afirmación generó preocupación entre los funcionarios que están a cargo de la investigación y dispusieron que de inmediato se ubicara a los progenitores de la segunda presunta víctima. 

Así lo dispuso la jueza Gladis Lami, quien recomendó al personal de la Comisaria Cuarta del Menor y la Mujer recabar toda la información atinente a este nuevo episodio y actuar de oficio, ya que trascendió que los progenitores del segundo damnificado se habrían negado a realizar denuncia. 

Además, personal policial está llevando adelante la difícil tarea de recabar datos de vecinos del apresado para establecer si otros menores de edad ingresaban en el hogar del supuesto abusador. 

El temor instalado en la Justicia local es que el sujeto citaba a los menores para mostrarles películas pornográficas y de obligarlos a practicarle sexo oral, aunque no se descartan otras aberraciones que se irán dilucidando con los exámenes médicos que se les practicará a las víctimas en los próximos días. 

La denuncia fue promovida por su comadre, una mujer de 25 años, quien contó en sede policial que su hijo le había manifestado que ‘(su padrino) le hacía ver videos y revistas de hombres y mujeres desnudos y que luego lo obligaba a que le bese el pito y él hacía lo mismo’. También el menor le habría confiado a su madre, que no habría sido la primera vez que su padrino le ‘hacía eso’. 

El hecho fue descubierto cuando la madre del menor le había dado permiso a su hijo para que visite a su padrino, días antes de Navidad, cuando ella concurrió a buscarlo a la casa de su compadre, que vive a escasas cuadras de la suya. Al llegar no encontró a nadie, o al menos nadie contestaba el insistente llamado a la puerta. Regresó a la media hora y en esta oportunidad le llamó la atención movimientos extraños dentro del domicilio, como que alguien había y se negaban a atenderla. 

Una vez que su hijo salió de la vivienda, le preguntó qué estaba haciendo y por qué estaban encerrados, momento en que notó un estado de nerviosismo en su compadre. Cuando llegó a su hogar le pidió a su hijo que le contara la verdad sobre lo que había sucedido en la casa de su padrino, por lo que el niño comenzó a relatarle la escalofriante historia. De inmediato, la joven madre concurrió a sede policial y radicó la denuncia penal correspondiente contra su compadre. 

Luego de que se efectuaran los exámenes físicos y psicológicos forenses al menor, la Justicia ordenó la detención del hombre. Éste fue encontrado en su domicilio por personal de la Comisaría Cuarta, al mando del oficial subinspector Fabián Nieto, quienes procedieron a detener al acusado, quien en un principio intentó resistirse, pero fue reducido de inmediato y trasladado a la alcaidía de la Unidad Regional 3, con sede en Añatuya. 

Los informantes puntualizaron que, por el momento, está acusado por el supuesto delito de abuso sexual en perjuicio de su ahijado.




Recomienda esta nota: