24/12/2013

Sucesos

Una joven salvó su vida gracias a un par de anteojos

Una adolescente quedó en medio de un tiroteo en las calles de EEUU. Una bala le pegó en los lentes y rebotó, salvando su vida.

Una chica, de 16 años de edad, descansaba en el exterior de su vivienda, recostada sobre un sofá. En ese mismo momento se produjo un tiroteo sobre la misma calle. 
 
Desde un vehículo se produjeron una serie de disparos, donde uno de esos proyectiles salió en dirección hacia donde estaba la joven, según informaron fuentes policiales.
 
La bala impactó directamente en los anteojos de la chica. Los lentes de la adolescente parecen haberle salvado la vida durante un tiroteo desde un vehículo en marcha, en Seattle.
 
Las gafas se rompieron y la menor no resultó herida de gravedad. Fue trasladada al hospital para recibir tratamiento de sus heridas.
 
Varias personas estaban en el interior de la vivienda cuando se produjo el ataque desde un vehículo en marcha, pero nadie resultó herido. Al parecer la adolescente no era el blanco del ataque, opinaron los investigadores especializados en pandillas.


Recomienda esta nota: