28/12/2013

Sucesos

Salvó a su hija de una red de trata y ahora la atacaron a puñaladas

Luisa López acusó del ataque a un proxeneta del gran Buenos Aires a quien había mandado preso por el secuestro de su hija. El sujeto recuperó la libertad.

Una madre que logró rescatar a su hija de una red de trata, que la obligaba a ejercer la prostitución, fue apuñalada por una patota en su nuevo domicilio ubicado en Florencio Varela. 

 

La mujer, identificada como Luisa López, consideró que se trató de "una violenta represalia" por parte de una patota que habría sido contratado por un proxeneta que acaba de recuperar la libertad.

 

En declaraciones al diario Popular, la mujer contó: "Volvimos a sentirnos en el infierno, cuando un grupo de quince hombres, armados con palos y facas, nos atacaron en nuestra casa. Los mandó este tipo para vengarse que por la denuncia que presentamos estuvo un tiempo preso. Y nos sigue amenazando".

 

Al parecer, el sindicado proxeneta habría resultado beneficiado por una excarcelación firmada por un juez subrogante, a pesar de afrontar cargos por delitos graves. 

 

Y agregó: "Vino este delincuente con quince personas más, tenían lanzas caseras hechas con palos de escoba y cuchillos en la punta. Comenzaron a tirar piedrazos y cortarnos en los brazos y las piernas. Yo estaba tomando mate y llegué a tirarle el termo con agua caliente a uno de ellos, pero me pegaron un cascotazo en la cabeza y perdí el conocimiento".

 

Durante el ataque, la hija de López también sufrió una profunda herida en la pierna, provocada por una botella de vidrio que le arrojaron. Ambas fueron auxiliadas por un familiar cuando la patota huyó. 

 

"Mi sobrino se encerró en el baño con nosotras y bloqueó la puerta. Los vándalos ingresaron a mi casa y se llevaron todo, hasta los marcos de la ventana, el tendedero con ropa y zapatillas y la comida. No dejaron nada de nada", sostuvo la mujer.



Recomienda esta nota: