02/10/2019

Sucesos

a golpes

Condenada a 10 años de prisión por matar a su bebé

Liliana Jacquelina Luchessi tiene 30 años y hasta el último momento aseguró que era inocente. Ocurrió en la provincia de San Luis.

Una mujer oriunda de San Luis fue condenada a 10 años de prisión por el homicidio de su hijo, de apenas un año y 10 meses. Liliana Jacquelina Luchessi tiene 30 años y hasta el último momento aseguró que era inocente.

Yair Emanuel ingresó al policlínico Juan Domingo Perón, en la localidad de Villa Mercedes, el pasado 16 de junio de 2014. Allí falleció como consecuencia de “shock hipovolémico de origen traumático en la zona abdominal”.

Los médicos fueron testigos de un cuadro de horror: el menor tenía una fractura en la cara, la cicatriz de una quemadura, un diente flojo y lesiones en el frenillo de la boca. Sus padres se convirtieron en los principales sospechosos de su muerte.

A Luchessi se le dictó la prisión preventiva en febrero de 2017 y fue procesada tras ser acusada del supuesto delito de “homicidio calificado por el vínculo”. Le dieron la prisión domiciliaria en abril del año siguiente y se la suspendieron por haber ido a un boliche.

Roque Bruno Ezequiel Pacheco, padre de la criatura y pareja de la principal acusada, fue beneficiado con la falta de mérito.

El juicio fue llevado a cabo en la Cámara Penal Nº1 de Villa Mercedes, pero se suspendió en dos oportunidades debido a que ella fue sometida a estudios para determinar su salud mental y saber si era capaz o no de comprender la criminalidad de sus actos.

El fiscal Ernesto Lutens pidió una pena de 20 años y pidió que se la acuse de “homicidio preterintencional”, es decir, que ella sabía que estaba lastimando a su hijo, sin embargo no tenía intenciones de matarlo.

Por otro lado, para el abogado de la acusada, Pascual Celdrán, debía ser absuelta. “Lo merecía porque no hay ningún tipo de pruebas en su contra, ni constancia del maltrato”, aseguró.

“Ella está destruida, se descompone. No es una persona normal, tiene un retraso madurativo bastante importante y un certificado de discapacidad del 80% por el que cobra un subsidio. Tiene un angioma congénito, una dificultad muy grave para hablar y también nació con una malformación en el pie que le dificulta moverse”, agregó.

Ha recibido maltratos toda la vida, de toda la gente. Tiene una grave discapacidad en el habla, dientes postizos que se le caen y ha sido burlada siempre”, expresó el abogado.

Una vecina de la mujer aseguró que era “buena persona”, pero que cuando se pudo en pareja con Pacheco, todo cambió. “Agarró la droga y se alejó de nosotros. Me decía ‘gorda, después nos vemos’, pero después no nos dejaba entrar a su casa”, aseguró la mujer.

No le hice nada a mi hijo, ¿por qué me siguen haciendo esto? No puedo entender”, fueron sus últimas palabras antes de oír el veredicto.



Recomienda esta nota: