07/10/2019

Sucesos

No quería revelar que es gay y mató a su amante para que nadie se entere

La víctima tenía 25 años y fue mutilada en la localidad de Moreno, en Buenos Aires. Hay dos detenidos.
No quería revelar que es gay y mató a su amante para que nadie se entere | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

El lugar del crimen. Foto Infobae.

Dos hombres fueron detenidos, acusados de asesinar y mutilar a un joven. Según declararon, el crimen se desarrolló para tapar un triángulo amoroso gay. El cuerpo de Iván Federico Díaz, fue hallado al costado de un río de Moreno, Buenos Aires. 

Miguel "Piny" Ambrosio y Jonathan "Mosquito" Gaitán -los detenidos de 33 y 42 años-, están sospechados de ser los autores materiales del hecho. Fuentes judiciales contaron a Télam que el asesinato tiene una vinculación amorosa entre el fallecido y uno de los acusados.

La víctima de 25 años no solo fue asesinada sino también mutilada. Los agresores le arrancaron los ojos y el aparato digestivo. 

La hipótesis principal estima que el joven fue llevado al lugar del crimen mediante engaños, para hacer un trío sexual en una de las viviendas cercanas al río donde fue hallado sin vida días después.

Los investigadores descubrieron que la víctima tenía una relación amorosa con Ambrosio, de quien era compañero de trabajo en un supermercado de Moreno. Según revelaron las fuentes a Infobae, la víctima habría amenazado a "Piny" con fotos y videos sexuales, mientras le habría jurado que si terminaban la relación le contaría a su esposa e hijas todo sobre ellos.

De acuerdo a fuentes policiales y judiciales, “Piny” le pidió ayuda a su amigo “Mosquito", con quien tramó el crimen. Citó a la víctima en una casa y tras una breve charla, le dieron un primer golpe en la cabeza. Luego continuaron lastimándolo hasta quitarle la vida. 

La Policía encontró diversos objetos de valor del fallecido en allanamientos de tres viviendas del partido de Merlo Buenos Aires.

El joven fue hallado sin vida el 20 de septiembre, al costado del río Reconquista, en Moreno. Tenía un golpe en la cabeza, un corte profundo en la frente, un tiro en el abdomen y varias partes del cuerpo mutiladas. Finalmente la autopsia reveló que murió por cinco puñaladas. 

Por el estado en el que fue encontrado, los investigadores creyeron que se trataba de un ajuste de cuentes. Pero al detener a los dos sospechosos el sábado, la historia dio un giro. (La Gaceta)



Recomienda esta nota: