01/01/2021

Sucesos

JUSTICIA

El rugbier que golpeó brutalmente a un joven en Claromecó pidió perdón

Se trata de la protagonista de la brutal golpiza en las playas, quien se mostró arrepentido.

Un joven fue agredido brutalmente en la localidad bonaerense de Claromecó, después de una fiesta clandestina, y el rugbier que protagonizó la golpiza se mostró arrepentido por lo que hizo.
“Estoy totalmente arrepentido del hecho, la verdad que me generó una angustia y un malestar tremendo, no soy una persona agresiva o que salga a pelear o a pegarle a alguien”, manifestó Ignacio Cozzi.
“Tengo una vida formada que con esto me la estoy arruinando, tengo una profesión”, apuntó el muchacho, tras confesar haber sido el autor de la golpiza.
Todo ocurrió durante la madrugada del 27 de diciembre, a eso de las 6 de la mañana, cuando dos rugbiers increparon a Felipe Di Francesco. A los pocos segundos, Ignacio comenzó a pegarle y le provocó fracturas en el rostro y heridas en un ojo.
Los acusados son los hermanos mellizos Lucio e Ignacio Cozzi, de 31 años, que finalmente se entregaron junto con un abogado en la seccional de Tres Arroyos. Ambos fueron imputados por “lesiones graves”, aunque el autor del a golpiza desligó a su hermano de lo ocurrido.
Guillermo Di Francesco, el padre de la víctima, señaló que su hijo ya se encuentra en su casa, pero con graves heridas en su rostro por lo cual deberá someterse en los próximos días a una operación: “Duerme prácticamente sentado porque tiene todos los huesos de la nariz rotos”.
“Eso es de asesino, es una palabra que suena tan horrible. Pero lo que hicieron con Felipe fue una barbaridad, no sé si por borrachos o por qué lo hicieron”, señaló el hombre en declaraciones radiales.
Un joven fue agredido brutalmente en la localidad bonaerense de Claromecó, después de una fiesta clandestina, y el rugbier que protagonizó la golpiza se mostró arrepentido por lo que hizo.

“Estoy totalmente arrepentido del hecho, la verdad que me generó una angustia y un malestar tremendo, no soy una persona agresiva o que salga a pelear o a pegarle a alguien”, manifestó Ignacio Cozzi.

“Tengo una vida formada que con esto me la estoy arruinando, tengo una profesión”, apuntó el muchacho, tras confesar haber sido el autor de la golpiza.

Todo ocurrió durante la madrugada del 27 de diciembre, a eso de las 6 de la mañana, cuando dos rugbiers increparon a Felipe Di Francesco. A los pocos segundos, Ignacio comenzó a pegarle y le provocó fracturas en el rostro y heridas en un ojo.

Los acusados son los hermanos mellizos Lucio e Ignacio Cozzi, de 31 años, que finalmente se entregaron junto con un abogado en la seccional de Tres Arroyos. Ambos fueron imputados por “lesiones graves”, aunque el autor del a golpiza desligó a su hermano de lo ocurrido.

Guillermo Di Francesco, el padre de la víctima, señaló que su hijo ya se encuentra en su casa, pero con graves heridas en su rostro por lo cual deberá someterse en los próximos días a una operación: “Duerme prácticamente sentado porque tiene todos los huesos de la nariz rotos”.

“Eso es de asesino, es una palabra que suena tan horrible. Pero lo que hicieron con Felipe fue una barbaridad, no sé si por borrachos o por qué lo hicieron”, señaló el hombre en declaraciones radiales.
Tags


Recomienda esta nota: