19/01/2021

Sucesos

JUSTICIA

VIDEO: Balearon y dejaron gravemente herido a un delivery

Facundo David Hambra fue atacado ayer por dos hombres mientras trabajaba.

Dos hombres que se movilizaban en moto balearon en la cabeza a un repartidor de 22 años. El incidente ocurrió la noche de este lunes en la calle Madeyro entre Alvear y Laprida, en el partido bonaerense de Ituzaingó, y quedó registrado por una cámara de seguridad.
La víctima, Facundo David Hambra, se encontraba en esa esquina entregando un pedido como parte de su empleo en una empresa de delivery. No tuvo tiempo de escapar: fue sorprendido por sus agresores que, sin mediar palabra, lo atacaron a balazos.
El joven repartidor recibió un disparo en la cabeza por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Güemes de Haedo. Allí fue intervenido y permanece internado en grave estado con pronóstico reservado.
La pista principal apunta a una supuesta venganza por un escrache organizado por Hambra días atrás frente a la casa de unos jóvenes a los que acusaba de haberle robado su moto cuatro días antes. El viernes pasado, la víctima se había juntado con varios compañeros frente a una vivienda de la zona de Castelar Sur, al oeste del conurbano bonaerense, donde el rastreo satelital indicaba que se encontraba el rodado.
Fuentes judiciales informaron que los autores de los disparos ya fueron identificados e intentan vincular el ataque de ayer con el robo que sufrió el repartidor días atrás.
La investigación está en manos del fiscal Patricio Ventricelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Ituzaingó, quien caratuló la causa como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.
La noche del viernes pasado otro repartidor fue víctima de un episodio delictivo en Ituzaingó. Casi en la esquina de Ollantay y Francisco Ramírez, en la localidad de Villa Udaondo, tres motochorros armados le robaron la moto al delivery que había ido a entregar una pizza.
El hecho fue registrado por una cámara de seguridad de una de las casas de la cuadra. Infobae accedió a las imágenes. En ellas se ve que el trabajador estaciona su moto a las 21:16 y toca el timbre de la casa. Apenas 22 segundos después y mientras esperaba que el cliente lo atendiera, de pronto aparecen los ladrones a bordo de dos motos.
Uno de los motochorros, con un revólver en su mano derecha, se bajó del rodado y le apuntó al repartidor para que le diera las llaves. Dieciséis segundos después, los ladrones se marcharon.

Dos hombres que se movilizaban en moto balearon en la cabeza a un repartidor de 22 años. El incidente ocurrió la noche de este lunes en la calle Madeyro entre Alvear y Laprida, en el partido bonaerense de Ituzaingó, y quedó registrado por una cámara de seguridad.

La víctima, Facundo David Hambra, se encontraba en esa esquina entregando un pedido como parte de su empleo en una empresa de delivery. No tuvo tiempo de escapar: fue sorprendido por sus agresores que, sin mediar palabra, lo atacaron a balazos.

El joven repartidor recibió un disparo en la cabeza por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Güemes de Haedo. Allí fue intervenido y permanece internado en grave estado con pronóstico reservado.

La pista principal apunta a una supuesta venganza por un escrache organizado por Hambra días atrás frente a la casa de unos jóvenes a los que acusaba de haberle robado su moto cuatro días antes.

El viernes pasado, la víctima se había juntado con varios compañeros frente a una vivienda de la zona de Castelar Sur, al oeste del conurbano bonaerense, donde el rastreo satelital indicaba que se encontraba el rodado.

Fuentes judiciales informaron que los autores de los disparos ya fueron identificados e intentan vincular el ataque de ayer con el robo que sufrió el repartidor días atrás.

La investigación está en manos del fiscal Patricio Ventricelli, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Descentralizada de Ituzaingó, quien caratuló la causa como “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma de fuego de uso civil”.

La noche del viernes pasado otro repartidor fue víctima de un episodio delictivo en Ituzaingó. Casi en la esquina de Ollantay y Francisco Ramírez, en la localidad de Villa Udaondo, tres motochorros armados le robaron la moto al delivery que había ido a entregar una pizza.

El hecho fue registrado por una cámara de seguridad de una de las casas de la cuadra. En las imágenes que publicó Infobae se ve que el trabajador estaciona su moto a las 21:16 y toca el timbre de la casa. Apenas 22 segundos después y mientras esperaba que el cliente lo atendiera, de pronto aparecen los ladrones a bordo de dos motos.

Uno de los motochorros, con un revólver en su mano derecha, se bajó del rodado y le apuntó al repartidor para que le diera las llaves. Dieciséis segundos después, los ladrones se marcharon.

Tags


Recomienda esta nota: