28/01/2021

Sucesos

ABERRANTE

Viralizan las capturas de las conversaciones del acusado de drogar y violar a joven venezolana

Se trata de las conversaciones que la empleada, víctima de violación, tuvo con el acusado antes de ser citada en el local del barrio porteño de Once.

El aberrante episodio de la joven venezolana que denunció violación por parte del dueño de un local, sacudió al barrio porteño de Balvanera esta semana. La víctima había sido citada para realizar una entrevista laboral que había coordinado días antes por la red social Facebook. Ahora, salieron a la luz las capturas de conversaciones que el acusado mantuvo con la chica que revela su "modus operandi".
Por lo que se pudo saber, el sujeto le pidió cenar el viernes para así "poder hablar sobre el trabajo", propuesta que fue rechazada por la joven, quien finalmente arregló presentarse el sábado por la mañana en el mencionado local de la calle Paso.
Según el relato de la denunciante, durante la jornada de trabajo, el acusado le ofreció varias veces "un vaso de gaseosa o de jugo" que finalmente aceptó cerca del mediodía.
También declaró que tras beber un vaso de agua comenzó a sentirse mareada, por lo que le envió un mensaje a su hermana explicándole la situación.
"Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada", expresó la joven en el mensaje que le envió a través de WhatsApp y agregó la dirección en donde se encontraba.

El aberrante episodio de la joven venezolana que denunció violación por parte del dueño de un local, sacudió al barrio porteño de Balvanera esta semana.

La víctima había sido citada para realizar una entrevista laboral que había coordinado días antes por la red social Facebook. Ahora, salieron a la luz las capturas de conversaciones que el acusado mantuvo con la chica que revela su "modus operandi".

Por lo que se pudo saber, el sujeto le pidió cenar el viernes para así "poder hablar sobre el trabajo", propuesta que fue rechazada por la joven, quien finalmente arregló presentarse el sábado por la mañana en el mencionado local de la calle Paso.

Según el relato de la denunciante, durante la jornada de trabajo, el acusado le ofreció varias veces "un vaso de gaseosa o de jugo" que finalmente aceptó cerca del mediodía.

También declaró que tras beber un vaso de agua comenzó a sentirse mareada, por lo que le envió un mensaje a su hermana explicándole la situación.

"Creo que el dueño de donde trabajo me drogó porque me siento mareada", expresó la joven en el mensaje que le envió a través de WhatsApp y agregó la dirección en donde se encontraba.



Tags


Recomienda esta nota: