10/04/2021

Sucesos

CASO

Ladrón murió baleado por sus cómplices en un golpe comando

Cinco atacantes encapuchados coparon una fábrica de caños de PVC, propiedad de un ciudadano chino, en la localidad bonaerense de San Pedro.

Un delincuente murió al ser baleado accidentalmente por sus cómplices, mientras escapaban luego de haber consumado un asalto en una fábrica de caños de PVC, en un dramático suceso que se registró hoy en la localidad bonaerense de San Pedro. Por el crimen, los efectivos policiales detuvieron luego a cuatro de los implicados en el robo y además apresaron a cuatro personas que intentaron defender de los marginales. A raíz de este altercado, uno de los uniformados resultó herido a botellazos en la cabeza.
Los voceros del departamento judicial de San Nicolás revelaron a cronica.com.ar que el individuo que perdió la vida fue identificado como Julián Víctor Patricio Hernández, de 30 años.
De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando cinco malvivientes armados ingresaron, en un audaz golpe comando, a una fábrica de caños de PVC, situada en el cruce de las rutas 1001 y la ex ruta 9, en jurisdicción de la zona conocida como Río Tala, en el ámbito de San Pedro.
Trascendió que los hampones, que obraron encapuchados, redujeron por la fuerza al propietario del establecimiento, llamado Chen Xilen, chino, de 45 años, quien se hallaba acompañado por otro individuo de igual nacionalidad y por dos hombres, de 20 y 37 años.
Con rapidez, los atacantes sustrajeron 1.700 dólares y 200.000 pesos y, de inmediato, huyeron, pero, para cubrir la fuga, empezaron a efectuar disparos, oportunidad en la que Hernández, que se asegura era integrante del grupo delictivo, fue alcanzado por un certero proyectil en el brazo derecho.
Momentos después, el ladrón baleado tuvo que ser trasladado, de urgencia, a un centro asistencial de la mencionada zona, aunque posteriormente murió mientras era operado por los médicos, debido a que el proyectil, tras atravesarle el brazo, se le había alojado en la pelvis, según determinaron los peritos de la Policía Científica.
Gracias a los distintos datos obtenidos en el escenario del ilícito, los servidores públicos destinados en el destacamento Río Tala y en la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Baradero – San Pedro concretaron un total de cinco allanamientos, oportunidad en la que apresaron a cuatro individuos de 25, 19, 23 y 24 años, en cuyo poder se incautaron tres pares de guantes negros de latex, un par de guantes amarillos de cuero, un par de guantes de jardinería, 15.000 pesos, dos cartuchos escopeta Orbea calibre 16 y un pantalón de jean.

Un delincuente murió al ser baleado accidentalmente por sus cómplices, mientras escapaban luego de haber consumado un asalto en una fábrica de caños de PVC, en un dramático suceso que se registró hoy en la localidad bonaerense de San Pedro.

Por el crimen, los efectivos policiales detuvieron luego a cuatro de los implicados en el robo y además apresaron a cuatro personas que intentaron defender de los marginales. A raíz de este altercado, uno de los uniformados resultó herido a botellazos en la cabeza.

Los voceros del departamento judicial de San Nicolás revelaron a cronica.com.ar que el individuo que perdió la vida fue identificado como Julián Víctor Patricio Hernández, de 30 años.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se produjo cuando cinco malvivientes armados ingresaron, en un audaz golpe comando, a una fábrica de caños de PVC, situada en el cruce de las rutas 1001 y la ex ruta 9, en jurisdicción de la zona conocida como Río Tala, en el ámbito de San Pedro.

Trascendió que los hampones, que obraron encapuchados, redujeron por la fuerza al propietario del establecimiento, llamado Chen Xilen, chino, de 45 años, quien se hallaba acompañado por otro individuo de igual nacionalidad y por dos hombres, de 20 y 37 años.

Con rapidez, los atacantes sustrajeron 1.700 dólares y 200.000 pesos y, de inmediato, huyeron, pero, para cubrir la fuga, empezaron a efectuar disparos, oportunidad en la que Hernández, que se asegura era integrante del grupo delictivo, fue alcanzado por un certero proyectil en el brazo derecho.

Momentos después, el ladrón baleado tuvo que ser trasladado, de urgencia, a un centro asistencial de la mencionada zona, aunque posteriormente murió mientras era operado por los médicos, debido a que el proyectil, tras atravesarle el brazo, se le había alojado en la pelvis, según determinaron los peritos de la Policía Científica.

Gracias a los distintos datos obtenidos en el escenario del ilícito, los servidores públicos destinados en el destacamento Río Tala y en la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) de Baradero – San Pedro concretaron un total de cinco allanamientos, oportunidad en la que apresaron a cuatro individuos de 25, 19, 23 y 24 años, en cuyo poder se incautaron tres pares de guantes negros de latex, un par de guantes amarillos de cuero, un par de guantes de jardinería, 15.000 pesos, dos cartuchos escopeta Orbea calibre 16 y un pantalón de jean.

Autoridades de la Superintendencia de Seguridad de la Región Interior Norte Dos y  de la Dirección Departamental de Investigaciones (D.D.I.) de San Nicolás se encargaron de supervisar los diferentes procedimientos.

Intervino en la causa, que fue caratulada “Homicidio en ocasión de robo y atentado y resistencia a la autoridad”, la doctora Viviana Marisa Ramos, fiscal en turno de la Unidad Funcional N° 11 de San Pedro, dependiente de los tribunales de San Nicolás.


Fuente: Crónica



Recomienda esta nota: