21/05/2021

Sucesos

TESTIMONIO

Le vaciaron la cuenta a una docente universitaria y en el banco le dijeron que fue "su culpa"

La profesional reside en la capital santiagueña, pero la transferencia y extracción de dinero se realizó en Munro, Buenos Aires. Desde la entidad bancaria le habrían dado una respuesta desfavorable y decidió radicar la denuncia.

Una docente universitaria se presentó ante efectivos de la División Delitos Económicos y denunció que de su cuenta del banco Santander Río -ubicado en calle 24 de Septiembre, entre 9 de Julio y Urquiza, Santiago del Estero- “desaparecieron” 70.000 pesos.


La víctima indicó que todo comenzó el pasado 15 de mayo cuando recibió en su casilla de correo un mail del banco informándole que el dinero que le habían depositado el día anterior -correspondiente a sus tres meses de sueldo adeudado- había sido transferido a otra cuenta.

Al respecto la docente comentó: “Cuando leí el mail que me informaba que había generado un nuevo destinatario para envío en efectivo, a nombre de Javier González, persona a la cual desconozco, no entendía nada, ya que yo no había realizado ningún tipo de operación”.

“Inmediatamente y sorprendida por el mensaje intenté ingresar a mi cuenta de home banking a través de la aplicación instalada en mi celular. En ese momento me impedía el ingreso y me decía que mi cuenta ya estaba abierta en otro dispositivo”, sostuvo la víctima.

Contó que “tras varios intentos, minutos más tarde pude ingresar a mi cuenta de home banking, por el navegador de Google. Allí descubrí que figuraban tres movimientos que yo nunca hice: una transferencia de $50.000 y dos extracciones de dinero en efectivo de $10.000. Es decir, todo el dinero que me habían depositado 24 horas antes”.

Según contó la docente, “me comuniqué telefónicamente con los números que figuran en la página web del banco para reclamar lo sucedido, y por supuesto desconocer estos movimientos realizados”.

La víctima indicó que ante las autoridades del banco Santander desconoció tales movimientos, ya que “no había realizado ninguna de las operaciones ni transferencias que desde la entidad le informaban”. Además explicó que el mayor movimiento se lo realizó en Munro, Buenos Aires.

Según expresó la damnificada, “ni siquiera generó nunca un token, ni realizado alguna vez transferencia y tampoco dado de alta o aceptado el servicio de extracción de dinero en efectivo sin necesidad de tarjeta”.

La docente contó que intimó al banco a devolver el dinero en el plazo de 24 horas, ya que ella no había realizado tales movimientos. Pero en la jornada de ayer recibió una respuesta del banco que decía: “Al respecto le informamos que su reclamo ha sido resuelto en forma desfavorable ya que compartió sus claves personales e intransferibles con un tercero. Hicimos todo lo que se encontraba en nuestro alcance para solucionar su inconveniente, pero lamentablemente deberá continuar con la denuncia en contra de los perpetradores de su estafa”.

La víctima se mostró desesperada e indicó: “no sé en qué se basan para decir que entregué mi clave. No soy una persona ignorante que pueda hacer eso. Me siento muy mal porque trabajé tanto por mi sueldo, y que en segundos, desde el banco, que debe cuidar mis intereses y mi plata no lo haga, me pone muy mal”.

La educadora expresó que ante la respuesta desfavorable de la entidad bancaria, se presentó en la mencionada dependencia policial, donde realizó la denuncia y presentó toda la documentación con la que cuenta sobre sus movimientos bancarios y los que no realizó.

La fiscal de turno Dra. Carla León tomó intervención en el caso y ordenó una serie de medidas.


Fuente: El Liberal



Recomienda esta nota: