02/07/2021

Sucesos

CRIMEN

Hallaron a un mecánico muerto de un disparo en su cabeza y detienen a su ex y los dos hijos

Los detectives tratan de establecer qué ocurrió para que se produjera el brutal asesinato y quién fue el que accionó el gatillo.

Una mujer de 46 años y sus dos hijos de 24 y 18 fueron apresados por la Policía en torno a la investigación de un hecho de sangre ocurrido en la noche de ayer en el barrio Siglo XXI, en el que muriera un hombre de una herida de arma de fuego. Los investigadores continúan con las pesquisas para determinar los móviles del hecho y la autoría del disparo.


De acuerdo con los informes policiales, efectivos de la División Homicidios y Delitos Complejos, por disposición del fiscal Martín Silva, tomó intervención y se abocaron a la investigación de un crimen ocurrido en el barrio antes mencionado en la capital de Santiago del Estero y alrededor de las 23:30 del miércoles iniciaron una serie de averiguaciones para colaborar con las primeras actuaciones realizadas por la Comisaría Comunitaria N°51.

En tal sentido, al llegar al lugar del hecho encontraron a la víctima, quien a posterior sería identificada como Walter Daniel Kring de 49 años, tendido sobre la cinta asfáltica, sin signos vitales y con una herida de arma de fuego. Además, a metros del mencionado había una pistola Bersa Thunder calibre 22, con bala en recamara y cargador con dos cartuchos y una vaina servida en el suelo.

Con los datos que surgían a prima facie ya documentados, los sabuesos comenzaron a recoger indicios de lo sucedido y un testigo habría ubicado a la víctima en su vivienda con su pareja, una mujer de 46 años.

Al parecer, Kring habría mantenido discusiones desde las primeras horas de la tarde con su pareja por motivos que nos trascendieron y son materia de investigación, incluso, hasta antes de que se produjera el desenlace fatal, que fue cuando dos hijos de la mujer, habrían llegado a bordo de un automóvil y tras producida la tragedia, se marcharon del lugar.

Así fue como las pistas fueron llevando a los investigadores a concluir con la detención la mujer y de sus hijos y hacia una vivienda en el barrio Vinalar, donde encontraron un automóvil Renault Logan gris y un teléfono que le pertenecía a la víctima.

De inmediato se realizaron las pericias, encontrándose en el rodado unas manchas rojizas, compatibles con sangre y, se secuestraron los teléfonos de la mujer y sus hijos.

El fiscal Silva ordenó la aprehensión de los sospechosos y que fueran alojados en sede policial. Mientras tanto, continúan las averiguaciones para determinar fehacientemente quién habría sido la persona que accionó el arma, motivo por el cual a los tres involucrados se le realizaron pruebas de rodizonato de sodio.

Las tareas investigativas se hallan a cargo del personal de la División Homicidios y Delitos Complejos, con la fiscalización del Dr. Silva.



Recomienda esta nota: