06/07/2021

Sucesos

GRAVE

VIDEO: un colectivero rozó un auto y el mecánico le rompió los vidrios con una barreta

El colectivo se desvió por una calle por la que no transita habitualmente y tocó un vehículo que estaba estacionado. El chofer pudo filmar la brutal agresión.

Ramiro Cardozo (34), chofer de la línea de colectivos 740 que recorre la localidad bonaerense de San Miguel, vivió una noche de terror cuando estaba por terminar su jornada: fue violentamente atacado por un mecánico luego de que por un simple error de cálculo, rozara con su colectivo uno de los autos que estaba mal estacionado en las inmediaciones del taller.
La agresión fue brutal. Después de la leve equivocación y de un intento por dialogar para intercambiar los datos del seguro, el mecánico -un hombre de 34 años identificado como Marcelo Sebastián Abaca- tomó una barra de metal y golpeó violentamente varios de los vidrios de la unidad. Ramiro apenas tuvo tiempo de moverse unos metros atrás del colectivo para no ser herido. 
Sin embargo, debido a la fuerza de los golpes algunos de los vidrios produjeron leves cortes en las manos del colectivero.
Cuando la situación se salió de las manos y no había posibilidad de hacerlo entrar en razón, Ramiro tuvo tiempo de sacar su celular y filmar la agresión. Quería dejar algún documento que atestiguara la furia del ataque.
Según revelaron fuentes policiales a Infobae, todo ocurrió el sábado pasado, alrededor de las 19, cuando ya había dejado a los dos últimos pasajeros del recorrido. Como viene ocurriendo desde hace un mes, el chofer de la 740 cambió de recorrido porque la calle Pichincha, por donde circula normalmente, está en obra. Fue por eso que tuvo que tomar Ángel Gallardo, esquina con Las Malvinas, que es muy transitada y allí fue donde lo atacaron.
Según relató la propia víctima, se encontró de frente con un compañero de la misma línea. Primero lo dejó pasar y luego fue Ramiro quien avanzó sin darse cuenta que con la parte trasera del colectivo había rozado un auto que estaba mal estacionado. Detuvo su marcha con la intención de hablar con el mecánico pero minutos después vino la violencia.
“Hace un mes que debemos desviar el colectivo por Ángel Gallardo porque está en obra. Un vehículo que estaba mal estacionado y no por eso lo quise tocar a propósito y me encontré de frente con otro compañero que también tenía problema para pasar porque otro auto mal estacionado y vimos primero cómo pasar él. Yo cuando quiero seguir me doy cuenta de que tengo la cola apoyada con otro vehículo. Entonces ahí empecé a maniobrar para que el daño no fuera mayor”, contó Ramiro en diálogo con Telefe.
Ramiro Cardozo (34), chofer de la línea de colectivos 740 que recorre la localidad bonaerense de San Miguel, vivió una noche de terror cuando estaba por terminar su jornada: fue violentamente atacado por un mecánico luego de que por un simple error de cálculo, rozara con su colectivo uno de los autos que estaba mal estacionado en las inmediaciones del taller.

La agresión fue brutal. Después de la leve equivocación y de un intento por dialogar para intercambiar los datos del seguro, el mecánico -un hombre de 34 años identificado como Marcelo Sebastián Abaca- tomó una barra de metal y golpeó violentamente varios de los vidrios de la unidad. Ramiro apenas tuvo tiempo de moverse unos metros atrás del colectivo para no ser herido. 

Sin embargo, debido a la fuerza de los golpes algunos de los vidrios produjeron leves cortes en las manos del colectivero.

Cuando la situación se salió de las manos y no había posibilidad de hacerlo entrar en razón, Ramiro tuvo tiempo de sacar su celular y filmar la agresión. Quería dejar algún documento que atestiguara la furia del ataque.

Según revelaron fuentes policiales a Infobae, todo ocurrió el sábado pasado, alrededor de las 19, cuando ya había dejado a los dos últimos pasajeros del recorrido. Como viene ocurriendo desde hace un mes, el chofer de la 740 cambió de recorrido porque la calle Pichincha, por donde circula normalmente, está en obra. Fue por eso que tuvo que tomar Ángel Gallardo, esquina con Las Malvinas, que es muy transitada y allí fue donde lo atacaron.

Según relató la propia víctima, se encontró de frente con un compañero de la misma línea. Primero lo dejó pasar y luego fue Ramiro quien avanzó sin darse cuenta que con la parte trasera del colectivo había rozado un auto que estaba mal estacionado. Detuvo su marcha con la intención de hablar con el mecánico pero minutos después vino la violencia.

“Hace un mes que debemos desviar el colectivo por Ángel Gallardo porque está en obra. Un vehículo que estaba mal estacionado y no por eso lo quise tocar a propósito y me encontré de frente con otro compañero que también tenía problema para pasar porque otro auto mal estacionado y vimos primero cómo pasar él. Yo cuando quiero seguir me doy cuenta de que tengo la cola apoyada con otro vehículo. Entonces ahí empecé a maniobrar para que el daño no fuera mayor”, contó Ramiro en diálogo con Telefe.


Recomienda esta nota: