09/07/2021

Sucesos

PROCEDIMIENTOS

Cayó el "Rey del cobre" y secuestran en un allanamiento 4 toneladas de cables robados

La policía y personal de distintas empresas, participaron de un operativo en el que descubrieron el metal valuado en millones de pesos.

En los papeles de la AFIP, Leonardo Romero, vecino del barrio La Guardia de Santa Fe capital, de 42 años, se dedica a la venta en puestos de mercados, así como a la venta de artículos usados. Los papeles aquí se vuelven un eufemismo. Esta semana, la Agencia de Inteligencia Criminal de la Policía de la provincia lo allanó en sus galpones de la zona de la bajada Distefano del barrio para encontrarle un notable botín: casi 4 toneladas de cobre y 3,7 millones de pesos en efectivo, según confirmaron fuentes policiales.


Para la Justicia, Romero acumulaba metales robados para la reventa, a una escala pocas veces vista en la historia reciente.

El expediente, instruido por la fiscal Clelia Trossero bajo la calificación de encubrimiento de robos reiterados, tiene como víctimas a EPE, la empresa energética de Santa Fe, así como a Telecom, el Cementerio Municipal y la firma de aguas provincial, Aguas Santafesinas.

En el operativo, también, participó personal técnico de cada una de estas compañías estatales. Gran parte del metal secuestrado parte de cables y caños, descubrieron, pertenecía a estas firmas. Le encontraron también una camioneta Volkswagen Amarok, una grúa, una camioneta Ford de carga y una zorra manual. También, le encontraron una máquina de contar billetes. El dinero tuvo que ser llevado en bolsas, contado entre las bolsas de metal.

Así, Romero fue detenido, en presencia de su esposa e hija. Se sospecha que, a un valor de menudeo, todo el metal secuestrado tiene un valor de 13 millones de pesos.

Hubo una parte macabra en la lista de lo secuestrado: había, entre todo el lote, placas y herrajes de tumbas.

El caso de Romero lleva a una gran escala el fenómeno del robo y reventa de metal, una de las partes más miserables del delito en la Argentina, con hurtos hormiga y reventas a chatarreros, donde un ladrón puede recibir 500 pesos por dos canillas de bronce.


Fuente: Infobae



Recomienda esta nota: