14/07/2021

Sucesos

NARCOMENUDEO

Guardia del Servicio Penitenciario cayó preso al descubrirse que también era "dealer"

La justicia investiga ahora si también comercializaba sustancias dentro de la cárcel.

Un cabo primero del Servicio Penitenciario de Chaco fue identificado por fuentes de la investigación como Néstor Armando Segovia, de 34 años, y se desempeña en el sector de salud mental de la alcaidía en Villa Barberán, en la capital de esa provincia.


El integrante de la fuerza fue aprehendido, luego de que la justicia del fuero narcomenudeo realizara un allanamiento en su domicilio, al quedar como sospechoso de comercializar droga.

La fiscal de narcomenudeo pidió una orden de requisa, la que fue otorgada por el juzgado de Garantías número 5 y en las últimas horas se concretó el procedimiento.

Las fuentes consignaron que en la casa de Segovia, se hallaron dosis de droga y dinero que surge de la venta de la misma.

Pero el resultado del procedimiento en la casa del cabo primero del servicio penitenciario provincial, abre un frente nuevo ante la sospecha que también el imputado podría estar vinculado a la venta de droga en la alcaidía, ya que su lugar que cubría en salud mental, lo deja como probable sospechoso de esa actividad ilegal en contexto de encierro.

Aunque el hermetismo se mantenía, se avanza en las pesquisas y se sabrá más una vez que el celular secuestrado a Segovia pueda arrojar otros datos reveladores, que tendrá en sus manos la fiscal número 1, Natalia Lovey Pessano.

En el inmueble se incautó una bolsa con 260 gramos de cocaína, una tijera, una trincheta, un cuchillo, los cuales tenían resto de la droga. Además un celular, una balanza, 185.430 pesos, y 50 cartuchos calibre. 9 mm.



Recomienda esta nota: