21/07/2021

Sucesos

CASO

A dos años del accidente del Pepo, la familia de los fallecidos lo denuncian

Siguen esperando el juicio oral.

Hace dos años, en la madrugada del 20 de julio de 2019, Rubén Darío Castiñeiras, famoso por su nombre artístico El Pepo, manejaba su camioneta Honda CRV por la ruta 63 a la altura de Dolores. Volvía de dar un show, acompañado por la corista Romina Cándías, que viajaba en el asiento del acompañante, y por los músicos Nicolás Carabajal e Ignacio Abosaleh. 
Cerca de las dos de la mañana, el Pepo perdió el control del vehículo y volcó. La camioneta quedó sobre una cuenta. Mientras el cantante y la corista sufrieron algunos golpes, Carabajal y Abosaleh murieron por los traumatismos causados por el accidente de tránsito. Sus cuerpos quedaron tendidos en la ruta.
El conocido cantante de cumbia fue internado en el Hospital Municipal San Roque. Pocas hora después, a fiscal Verónica Raggio, titular de la UFI 1 de Dolores, imputó al artista por los delitos de doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas y dispuso además su prisión preventiva. El Pepo estuvo preso durante seis meses en el Penal de Melchor Romero y, luego de sufrir una fractura mientras jugaba al fútbol, recibió la prisión domiciliaria.
A dos años del hecho, el abogado de las dos víctimas, Marcelo Biondi, le contó al sitio BigBang, que todavía no se llevó a cabo el juicio oral: “La causa está elevada a juicio ya hace varios meses. La pandemia ha frenado un poco el trámite del proceso en el sentido de que todavía estamos en trámite ante el Juzgado Correccional N°3, a cargo de la Dra. Analía Haydée Catalina Pepi, de Dolores”.
“La fiscal es la fiscal Raggio, la misma que intervino en la etapa de instrucción. Lamentablemente, con la pandemia, se demoró el trámite. Todavía estamos a la espera de la audiencia preliminar del juicio oral, que es la audiencia donde se trata la prueba que se va a presentar en el juicio o que se va a aceptar y que fue presentada por la Fiscalía, el particular damnificado y la defensa”, resaltó el abogado.
Hace dos años, en la madrugada del 20 de julio de 2019, Rubén Darío Castiñeiras, famoso por su nombre artístico El Pepo, manejaba su camioneta Honda CRV por la ruta 63 a la altura de Dolores. Volvía de dar un show, acompañado por la corista Romina Cándías, que viajaba en el asiento del acompañante, y por los músicos Nicolás Carabajal e Ignacio Abosaleh. 

Cerca de las dos de la mañana, el Pepo perdió el control del vehículo y volcó. La camioneta quedó sobre una cuenta. Mientras el cantante y la corista sufrieron algunos golpes, Carabajal y Abosaleh murieron por los traumatismos causados por el accidente de tránsito. Sus cuerpos quedaron tendidos en la ruta.

El conocido cantante de cumbia fue internado en el Hospital Municipal San Roque. Pocas hora después, a fiscal Verónica Raggio, titular de la UFI 1 de Dolores, imputó al artista por los delitos de doble homicidio culposo agravado y lesiones graves culposas y dispuso además su prisión preventiva. El Pepo estuvo preso durante seis meses en el Penal de Melchor Romero y, luego de sufrir una fractura mientras jugaba al fútbol, recibió la prisión domiciliaria.

A dos años del hecho, el abogado de las dos víctimas, Marcelo Biondi, le contó al sitio BigBang, que todavía no se llevó a cabo el juicio oral: “La causa está elevada a juicio ya hace varios meses. La pandemia ha frenado un poco el trámite del proceso en el sentido de que todavía estamos en trámite ante el Juzgado Correccional N°3, a cargo de la Dra. Analía Haydée Catalina Pepi, de Dolores”.

“La fiscal es la fiscal Raggio, la misma que intervino en la etapa de instrucción. Lamentablemente, con la pandemia, se demoró el trámite. Todavía estamos a la espera de la audiencia preliminar del juicio oral, que es la audiencia donde se trata la prueba que se va a presentar en el juicio o que se va a aceptar y que fue presentada por la Fiscalía, el particular damnificado y la defensa”, resaltó el abogado.
Tags


Recomienda esta nota: