17/09/2021

Sucesos

HOMICIDIO

Estaban reunidos consumiendo bebidas alcohólicas y un joven asesino le disparo en el cuello a su amigo

La ronda de copas terminó en tragedia y detuvieron a los padres del asesino por ser cómplices del acusado.

Una ronda de copas terminó de forma trágica después de que el dueño de casa le gatillara un arma de fuego a uno de los presentes, que horas después murió en el hospital. El asesino huyó con su novia, y habría sido ayudado por sus padres, que fueron detenidos.


El hecho se registró cerca de la medianoche del miércoles en el barrio Mariano Moreno de la capital de Santiago del Estero, pero Lorenzo Samuel Bravo Pallares de 19 años, murió recién ayer en horas de la siesta producto de la gravedad de la herida, mientras el homicida era intensamente buscado.

El asesino, es intensamente buscado. Se trata de Agustín Herrera de 20 años, quien habría utilizado un revólver calibre 22 para ultimar a la víctima.

La Investigación

Lo que desencadenó el brutal asesinato era hasta el momento materia de investigación. La División Homicidios y Delitos Complejos trabajaba tomando testimonios, pero los presentes en el lugar, habrían colaborado poco para dar con el asesino.

Consumado el disparo, los padres del homicida habrían planeado su fuga, le dieron algunas instrucciones y ellos se iban a ocupar de deshacerse del arma. Por orden de la justicia ambos fueron detenidos como supuestos partícipes en el hecho de sangre.



Recomienda esta nota: