30/09/2021

Sucesos

ESCÁNDALO

VIDEO Detuvieron a una falsa médica y la madre arrojó alcohol a los policías

La acusada había escapado desde Buenos Aires hacia Corrientes, donde fue descubierta trabajando en una clínica.

La Policía de la Ciudad detuvo a una mujer que ejercía la medicina de manera ilegal en la provincia de Corrientes, en una clínica que no estaba habilitada y donde adulteraba las firmas y recetas de una doctora matrículada.


En el operativo llevado a cabo días atrás en la ciudad de Curuzú Cuatiá, se detuvo además al director de la clínica, a dos operarios y a la madre de la falsa médica por agredir al personal policial en el momento de la detención.

La investigación de los efectivos de la División Defraudaciones y Estafas de la Policía de la Ciudad comenzó en la localidad bonaerense de Viirey del Pino, La Matanza, por medio de la denuncia de una doctora, que se había dado cuenta que alguien estaba recetando medicación a menores de edad con su nombre y número de matrícula.

En primera instancia, las autoridades se desplazaron al domicilio de la estafadora en Virrey del Pino, donde realizaron un allanamiento que dio como resultado la obtención de múltiples pruebas contra la falsa médica, aunque ésta ya se había dado a la fuga.

Luego de realizar varias tareas investigativas, se la localizó a la mujer en la localidad correntina de Curuzú Cuatiá, donde estaba trabajando en una clínica que no contaba con habilitación, como así tampoco las tres ambulancias que pertenecían a la institución.

Por tal motivo, los efectivos porteños se apostaron en la puerta del centro de salud donde minutos después la criminal llegó a bordo de una ambulancia.

Tras detenerla, se llevaron a cabo dos allanamientos: uno en la clínica y otro en la casa particular de la falsa médica que quedaba a escasos metros.

Agresiones

En ese momento apareció la madre de la involucrada que se resistía a que la policía llevara a cabo su trabajo y tomó una botella de alcohol con la que roció a los efectivos y amenazó con prenderlos fuego. Afortunadamente, utilizando la mínima fuerza, pudieron contenerla.

El magistrado interventor solicitó, en un primer momento, la detención de la mujer por amenazas, atentado y resistencia a la autoridad.

También fueron demorados el director, subdirector y la jefa administrativa de la clínica, a los que se les imputan los delitos de Asociación Ilícita, Ejercicio Ilegal de la Medicina y Atentado contra la Salud Pública.



Recomienda esta nota: