22/10/2021

Sucesos

MENDOZA

Condenaron a la operadora del 911 que ignoró un llamado que alertaba sobre un caso de violencia de género que terminó en femicidio

Soledad Herrera cortó una llamada sin dar aviso a la policía.

Soledad Herrera, la operadora del 911 que cortó un llamado que alertaba sobre un caso de violencia de género que terminó con el femicidio de Florencia Romano (14), el 12 de diciembre pasado en el departamento mendocino de Maipú, fue condenada este viernes a tres años de prisión condicional e inhabilitada de forma perpetua para ocupar cargos públicos.


Durante un juicio abreviado que se cerró este viernes por videoconferencia, Herrera, que a en el momento de los hechos llevaba cuatro años desempeñándose en el 911 y trece como integrante de la fuerza policial mendocina, fue condena por el juez David Mangiafico luego de que reconociera el delito que le endilgó la Justicia durante un juicio abreviado, pactado entre la fiscal Laura Rousselle y la defensa.

Herrera había sido imputada por "abandono de persona en contexto de violencia de género en concurso ideal con incumplimiento de los deberes de funcionario público".

EL HECHO

Según la investigación, Herrera recibió el llamado de un vecino que alertaba sobre un caso de violencia de género, y la visión de los investigadores es que si la operadora hubiese dado curso al pedido de auxilio, Florencia Romano podría haber salvado su vida. El hecho ocurrió el sábado 12 de diciembre de 2020, cuando la adolescente visitó la casa de Pablo Arancibia (33), en la localidad de Maipú, a quien había conocido por la red social Instagram. Desde entonces no se la vio más. Cinco días después, Florencia Romano apareció asesinada y su cuerpo presentaba golpes, lesiones

Tags


Recomienda esta nota: