25/03/2024

Sucesos

tránsito

Tres policías quisieron escapar de un control de alcoholemia el domingo a la madrugada

El Municipio secuestró 18 vehículos. En uno de los autos viajaban tres efectivos de la Policía, quienes quisieron escapar del control luego de que el test de alcoholemia diera positivo al conductor. En la huida, lesionaron a un agente municipal

Un operativo preventivo llevado a cabo por la Dirección de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán en la madrugada de este domingo 24 de marzo resultó en el secuestro de 18 vehículos, cuyos conductores dieron positivo en los test de alcoholemia. En uno de los automóviles retenidos se encontraban tres policías de civil, quienes intentaron huir después de que se detectara la presencia de alcohol en la sangre del conductor.


El control se centró en la plazoleta Mitre y en la esquina de avenida Sarmiento y Suipacha, donde también se retuvo una motocicleta por falta de documentación.


En el operativo, que se desarrolló entre las 4 y las 7 de la madrugada, participaron agentes municipales de tránsito, pertenecientes a las secciones de Inspectores y Motoristas, junto con personal de la Dirección de Transporte, respaldados por la Policía Vial y miembros de la Patrulla de Protección Ciudadana de la Capital.


La distribución de los vehículos secuestrados por dar positivo en los controles de alcoholemia fue la siguiente:


- 13 automóviles.

- 4 camionetas.

- 1 motocicleta.


Además, se retuvo una motocicleta debido a la falta de la documentación requerida por ley.


Resultados positivos e incidentes


Durante el operativo realizado en la intersección de avenida Sarmiento y Suipacha, el conductor de un Peugeot 207 de color gris arrojó un resultado positivo en el test de alcoholemia. El hombre y sus dos acompañantes, uno de ellos una mujer, se identificaron como agentes de policía y se negaron a que se les incautara el vehículo. En medio de insultos y amenazas al personal municipal, el conductor se subió al auto, intentó avanzar, atropelló el pie de un agente de la PPC y se escapó del control.

Minutos más tarde, los dos acompañantes, que habían quedado en el lugar del incidente, contactaron al conductor por teléfono y lo persuadieron para que regresara. Finalmente, el automóvil fue secuestrado y los tres policías fueron llevados a la Seccional Primera, donde el personal municipal presentó la denuncia correspondiente.

Desde la Unidad Regional Capital de la Policía de Tucumán confirmaron que las tres personas implicadas en el incidente son miembros de la fuerza policial y tienen el estatus de personal transitorio policial (PTP).

El propósito de los controles de alcoholemia realizados periódicamente por la Municipalidad de San Miguel de Tucumán es asegurar el cumplimiento de la Ley de Alcohol Cero al Volante, prevenir accidentes y salvar vidas.




Recomienda esta nota: