27/03/2023

Argentina

Sociedad

Los clientes prefieren los supermercados y abandonan las tiendas de cercanía

Inflación de marzo se prevé en 7% mientras los compradores acuden a los grandes centros comerciales en busca de mejores precios.

En un contexto de alta inflación, las familias han comenzado a trasladar sus compras de los comercios de cercanía a los supermercados en busca de artículos contemplados en los acuerdos gubernamentales de Precios Justos. 

Sin embargo, la limitación en la cobertura de estos programas en lugares como los almacenes es uno de los factores identificados por los funcionarios para justificar la aceleración de los precios, que se espera que alcance al menos un 7% en marzo. 

En los despachos de la Secretaría de Comercio, que dirige Matías Tombolini, se han difundido dos informes en la última semana. Uno de ellos señala una desaceleración en los aumentos de los principales productos de consumo masivo, en línea con las mediciones de los funcionarios de la dependencia. 

El otro informe destaca que los consumidores han notado que en las grandes superficies que forman parte del programa de Precios Justos se pueden encontrar mejores ofertas. Según el relevamiento semanal de la consultora LCG, que abarcó 8 supermercados y 8000 alimentos y bebidas, la inflación de la última semana de marzo fue del 0,46%, lo que implicó una desaceleración por tercera semana consecutiva en el mes. 

La consultora destacó que el índice de alimentos y bebidas presentó una inflación mensual promedio del 5% en las últimas 4 semanas y acumula un 2,7% en lo que va del mes.

Esto ha generado cierto alivio en la Secretaría de Comercio, ya que se corresponde con el monitoreo diario de casi 12.144 productos incluidos en el programa Precios Justos, en donde se observó un aumento promedio del 2,9% en el último mes, por debajo de la pauta del programa de 3,2%. En febrero, el mismo relevamiento había arrojado un aumento del 4,4% en el mismo período.

En la Secretaría de Comercio que dirige Matías Tombolini argumentan que, aunque se ha producido una desaceleración en el aumento de precios en ciertos productos, no es suficiente para afirmar que se está reduciendo la inflación, ya que el INDEC mide otros indicadores que no están bajo su control. 

Además, señalaron que el aumento en los precios de los productos frescos que presionaron en febrero, podrían volver a tener un impacto en marzo. 

En línea con esto, un informe de Scentia sobre consumo masivo correspondiente a febrero indica una caída del 9% interanual en las ventas de los comercios de cercanía, donde históricamente las familias han realizado el 65% de sus compras, mientras que los supermercados han registrado un aumento del 8,2% en comparación con el mismo período del año pasado. 

Estos datos coinciden con los índices publicados por el INDEC sobre enero, donde las ventas en los supermercados aumentaron un 5,3% mensual y un 0,8% interanual, mientras que en los almacenes de barrio las empresas venden más caro sin ningún tipo de convenio firmado, lo que limita la capacidad de control en una economía con una alta tasa de informalidad del 40%.

Inflación trimestral

En medio de un contexto de fuerte inflación, los aumentos de precios de productos y servicios regulados, como combustibles, prepagas, transporte y educación, se sumarán a la suba de los artículos de primera necesidad. 

Las proyecciones de las consultoras señalan que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de marzo rondará el 7% mensual, lo que se traducirá en un aumento acumulado cercano al 20% para el primer trimestre del año. 

Este dato representa aproximadamente un tercio de la inflación anual prevista en el Presupuesto para 2023, que es del 60%.

Fuente: tn.com.ar




Recomienda esta nota: