23/06/2020

Argentina

CASO

Causa Cuadernos: falta de mérito para Cristina Kirchner del escándalo con la empresa Techint

Lo dispuso el juez Marcelo Martínez De Giorgi, quien intenta determinar ahora si los pagos efectuados por la empresa estuvieron vinculados a la nacionalización de Sidor en Venezuela.
Causa Cuadernos: falta de mérito para Cristina Kirchner del escándalo con la empresa Techint | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

FOTO: Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Paolo Rocca y Cristina Kirchner (Infobae).

El juez Marcelo Martínez De Giorgi resolvió revocar el procesamiento de Luis Betnaza, acusado de cohecho activo (pagar coimas) a la asociación ilícita que, según Comodoro Py, funcionó detrás de las anotaciones de Oscar Centeno. 
En sintonía, el magistrado revocó también los procesamientos de Cristina Kirchner, De Vido, su mano derecha Roberto Baratta, el ex secretario de De Vido, José María Olazagasti, y el ex titular del OCCOVi, Claudio Uberti. Para todos se dictó la falta de mérito.
Así, ya no hay más procesados por el capítulo Techint en la causa de los cuadernos, el expediente que revolucionó el mundo político y empresario en agosto de 2018.
En la resolución a la que accedió Infobae, el juez afirmó que “se advierte como imprescindible profundizar la pesquisa a fin de determinar si los pagos efectuados por el ‘Grupo Techint’ pudieron estar vinculados con razones de emergencia en el contexto de la nacionalización de la empresa SIDOR en la República Bolivariana de Venezuela”.
Planteó “pertinente escuchar en declaración testimonial a los directivos, presidentes y CEOs de las firmas Ternium y Sidor”, e incorporar a la causa los datos de “los viajes realizados por los imputados a la República Bolivariana de Venezuela, en el contexto de la nacionalización de la empresa SIDOR, como así también, determinar la existencia de comunicaciones que se hayan registrados entre los imputados en ese período”.
Tal como publicó este medio apenas estalló el escándalo, la empresa Techint aparecía en las anotaciones del chofer Oscar Centeno. Primero fue detenido Héctor Zabaleta, encargado de entregar dinero negro a Roberto Baratta, y declaró como arrepentido, admitiendo los pagos. Luego declaró Luis Betnaza, director de la compañía, quien reconoció haber hecho pagos al Gobierno porque se buscaba que la administración K intercediera ante el gobierno de Hugo Chávez por la expropiación que se iba a hacer en Venezuela de la empresa Sidor, pertenecía al Grupo Techint.
Bonadio estableció que directivos de Techint tuvieron reuniones con Uberti, De Vido, Olazagasti y Baratta con el fin de que “intercedieran para lograr el cobro de la empresa, pues valía mucho”. En ese contexto, dijo Bonadio, los funcionarios argentinos “comenzaron a pedirle a los directivos de la empresa dinero para poder gestionar con el Gobierno de Venezuela”. Y así procesó a la hoy vicepresidente y esos ex funcionarios, junto a Betnaza.
La Cámara Federal confirmó el procesamientos de Betnaza por cohecho activo y dictó el de Zabaleta, a quien Bonadio no había procesado, en sintonía con todas las segundas líneas de empresarios que se arrepintieron.

El juez Marcelo Martínez De Giorgi resolvió revocar el procesamiento de Luis Betnaza, acusado de cohecho activo (pagar coimas) a la asociación ilícita que, según Comodoro Py, funcionó detrás de las anotaciones de Oscar Centeno. 

En sintonía, el magistrado revocó también los procesamientos de Cristina Kirchner, De Vido, su mano derecha Roberto Baratta, el ex secretario de De Vido, José María Olazagasti, y el ex titular del OCCOVi, Claudio Uberti.

Para todos se dictó la falta de mérito.

Así, ya no hay más procesados por el capítulo Techint en la causa de los cuadernos, el expediente que revolucionó el mundo político y empresario en agosto de 2018.


Vínculos con Sidor

En la resolución a la que accedió el sitio Infobae, el juez afirmó que “se advierte como imprescindible profundizar la pesquisa a fin de determinar si los pagos efectuados por el ‘Grupo Techint’ pudieron estar vinculados con razones de emergencia en el contexto de la nacionalización de la empresa SIDOR en la República Bolivariana de Venezuela”.

Planteó “pertinente escuchar en declaración testimonial a los directivos, presidentes y CEOs de las firmas Ternium y Sidor”, e incorporar a la causa los datos de “los viajes realizados por los imputados a la República Bolivariana de Venezuela, en el contexto de la nacionalización de la empresa SIDOR, como así también, determinar la existencia de comunicaciones que se hayan registrados entre los imputados en ese período”.

La empresa Techint aparecía en las anotaciones del chofer Oscar Centeno. Primero fue detenido Héctor Zabaleta, encargado de entregar dinero negro a Roberto Baratta, y declaró como arrepentido, admitiendo los pagos.

Luego declaró Luis Betnaza, director de la compañía, quien reconoció haber hecho pagos al Gobierno porque se buscaba que la administración K intercediera ante el gobierno de Hugo Chávez por la expropiación que se iba a hacer en Venezuela de la empresa Sidor, pertenecía al Grupo Techint.

Bonadio estableció que directivos de Techint tuvieron reuniones con Uberti, De Vido, Olazagasti y Baratta con el fin de que “intercedieran para lograr el cobro de la empresa, pues valía mucho”.

En ese contexto, dijo Bonadio, los funcionarios argentinos “comenzaron a pedirle a los directivos de la empresa dinero para poder gestionar con el Gobierno de Venezuela”. Y así procesó a la hoy vicepresidente y esos ex funcionarios, junto a Betnaza.

La Cámara Federal confirmó el procesamientos de Betnaza por cohecho activo y dictó el de Zabaleta, a quien Bonadio no había procesado, en sintonía con todas las segundas líneas de empresarios que se arrepintieron.



Recomienda esta nota: