17/03/2010

Tucumán

Impacto nacional por la vinculación de los periodistas tucumanos con el proceso

El diario Crítica de Buenos Aires refleja en su edición de hoy las publicaciones sobre "Cacho" García y Roberto Alvarez.

La nota que publicara eldiario24.com en la que se relaciona a dos periodistas tucumanos con los servicios de inteligencia del ejército del Batallón 601 durante la dictadura, sigue teniendo repercusión a nivel nacional. La nota fue publicada por nuestro sitio el miércoles pasado, 10 de marzo, reproducida por el diario La Gaceta, que fue el primer medio que le dio difusión el sábado 13 de marzo y de ahí en más fue reproducida por medios nacionales. Ayer fue Clarín y hoy está en la edición de papel del diario Crítica, ambos medios de alcance nacional.

La nota de Crítica expresa textualmente:

"Dos periodistas tucumanos habrían trabajado durante la dictadura como informantes del Destacamento 142 (Tucumán), dependiente del Batallón de Inteligencia 601 del ejército.

Tanto los nombres como los números de documento de los agentes coinciden con los de Osvaldo Francisco García, jefe de los noticieros del Canal 10, de la universidad provincial, y de Félix Roberto Álvarez, quien luego de desempeñarse como movilero y conductor en la tevé local, se mudó a Buenos Aires. Al llegar la democracia, Álvarez comenzó a trabajar en el Palacio Legislativo.

Fue vocero del senador salteño Ricardo Gómez Diez y en la actualidad es cronista de Noticias del Congreso Nacional, un portal dedicado a difundir alternativas de la vida parlamentaria.

Sin embargo, antiguos trabajadores del Congreso sostienen que antes de empuñar el grabador, Álvarez habría cumplido tareas en el área de seguridad. Otros fuerzan aún más la memoria y creen recordarlo como custodio del ex presidente de la Cámara de Diputados Alberto Pierri.

De acuerdo con lo que surge de los archivos recientemente desclasificados, entre los más de 4 mil nombres vinculados con el tenebroso Batallón 601, hubo 127 tucumanos. García y Álvarez habrían pertenecido a la categoría de “agentes de reunión” (informantes).

Osvaldo Francisco “Cacho” García, afectado a esa estructura desde diciembre de 1981 a diciembre de 1983 y Álvarez desde el 1 de diciembre de 1978 hasta el 1 de noviembre de 1981, el período más brutal de la represión en la provincia. Álvarez negó ser la persona que señalan los documentos y aseguró que accionará contra el Ejército y el responsable de la difusión de esos datos".
 



Recomienda esta nota: