25/03/2010

Tucumán

Rechazo a los gravámenes impuestos por Tucumán y Buenos Aires

Las provincias expresaron un enérgico rechazo a las rentenciones sobre las acreditaciones bancarias implementado por Buenos Aires y Tucumán, por el impacto negativo que genera sobre las economías locales.

La Comisión Plenaria del Convenio Multilateral, integrada por funcionarios de Rentas provinciales, rechazó las retenciones impuestas sobre las acreditaciones bancarias que impulsaron Tucumán y Buenos Aires, en una reunión que se realizó en nuestra provincia. Además se canalizaron inquietudes expuestas por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas y contribuyentes particulares.

A partir de los planteos realizados en forma unánime (Tucumán y La Rioja no votaron), el plenario resolvió prohibir la inclusión como sujetos pasibles de recaudación a contribuyentes de otras provincias cuando dicha inclusión se basa en presunciones. También dispuso dirigir una nota al director ejecutivo de ARBA, Martín Di Bella, instando a que este organismo haga inmediata devolución de las sumas retenidas según este criterio a contribuyentes de otras provincias.

La suspensión de esas retenciones beneficiará en forma directa a comerciantes e industriales de las provincias que por el sólo hecho de realizar compras en Tucumán y Buenos Aires eran obligados a tributar ante los organismos recaudadores de esas provincias como contribuyentes de Convenio Multilateral, cuando en realidad su domicilio comercial está constituido donde desarrollan su actividad económica y tributan Ingresos Brutos ante la Administración General de Rentas de su respectiva provincia.

Las medidas tomadas por la Comisión Arbitral de Convenio de Multilateral constituyen un gran paso, ya que la política tributaria que aplican Buenos Aires y Tucumán pusieron en una situación financiera difícil a muchas empresas, que por el sólo hecho de haber realizado una compra en territorio bonaerense, ARBA los nominaba como sujetos pasibles de retención, generando un traslado de dinero e ingresos de todas las provincias argentinas hacia la provincia de Buenos Aires, creando además problemas en todas las oficinas de rentas provinciales. Esto ocasionó reclamos en todo el país, porque se entiende que son contribuyentes que tributan en sus respectivas provincias.

 



Recomienda esta nota: