26/03/2010

Tucumán

La línea 110 no cambia su recorrido

Un amparo judicial limita el proyecto municipal de quitar ómnibus suburbanos de la avenida Mate de Luna.

La Sala I de la Cámara en lo Contencioso Administrativo dio lugar a la disposición judicial presentada por la línea 110 de colectivos para mantener su recorrido por la avenida Mate de Luna, aduciendo que la Municipalidad no puede tomar decisiones unilateralmente sobre los recorridos de ómnibus suburbanos, sino que debe consultarle previamente a la Provincia.

El 19 de febrero, la empresa que une San Miguel de Tucumán con El Manantial fue informada sobre un decreto de la intendencia en el que se le exigía abandonar la avenida Mate de Luna y las calles Crisóstomo Alvarez y San Lorenzo en la zona céntrica.

Raúl Miglio, dueño de la empresa "San Cristobal", se resistió a desviar el recorrido hacia las avenidas Avellaneda y Roca, por lo que solicitó a su abogada, Elena Caraccio, que interviniera en el caso presentando una acción de amparo, la cual se basó en la ley provincial 6.210 de Transporte Público de Pasajeros, según explicó la letrada.

De acuerdo con esta norma, los servicios suburbanos de pasajeros son regulados por la Provincia. En su artículo 31 precisa que "la Dirección General de Transporte planificará con las municipalidades la circulación, estacionamiento y el acceso de los vehículos en sus respectivas jurisdicciones, pero aquellas no podrán dificultar o desviar directa o indirectamente los mismos, con disposiciones o medidas que atenten contra la razonabilidad en la comodidad, seguridad y economía del transporte".

Mediante el amparo judicial presentado, Caraccio solicitó que se deje sin efecto el decreto, aduciendo que "la Municipalidad dispuso de manera arbitraria la modificación del recorrido de la línea 110. Si bien dentro de la capital el municipio tiene que fijar los trayectos de las líneas de otras ciudades que entran en su jurisdicción, de ninguna manera lo puede hacer unilateralmente".

"De acuerdo con las normas, la Municipalidad, si quiere modificar un recorrido, debe consultarle a la Provincia. Después de que esta fija una posición, envía una conclusión al Concejo Deliberante para que los ediles aprueben o no una ordenanza al respecto", especificó Caraccio.

La Justicia hizo lugar al planteo de la línea 110 y suspendió la ejecución de la disposición municipal, refiriéndose también a la reglamentación de la ley 6.210, que especifica que todos los cambios en la circulación de ómnibus deben comunicarse a Transporte provincial para que evalúe la medida y disponga lo necesario a fin de no atentar contra la comodidad, seguridad y armonía del transporte.

Momentos más tarde, la Municipalidad envió un nuevo decreto al Concejo, a través del cual pide que se apruebe una ordenanza para restringir la circulación de ómnibus interurbanos por Mate de Luna, en el cual, esta vez, excluyó a los colectivos de El Manantial, pese a que también circulan por Mate de Luna. Según argumentaron las autoridades en el decreto, esta es la línea que menos superpone su recorrido con los ómnibus urbanos.



Recomienda esta nota: