28/03/2010

Tucumán

El martes vuelve el juicio a Bussi

Tendrá la particularidad de que el acusado seguirá las instancias desde su casa, con un abogado defensor al lado.

Los defensores del represor Antonio Domingo Bussi, deberán seguir el juicio por separado cuando el martes próximo se reanuden las audiencias en la causa que se le sigue junto a otros cinco acusados por el secuestro, tortura y desaparición de 22 personas en el centro clandestino de detención (CDD) que funcionaba en la Jefatura de Policía.

Edgardo Adolfo Bertini y Pablo Lauthier, que son los abogados que el Estado le paga al ya condenado por genocida, estarán, uno junto al acusado en su casa del country desde donde seguirá las instancias a través de videoconferencia y el otro en la sala del Tribunal Oral Federal (TOF). Fue precisamente el TOF que decidió que Bussi participe a través de videoconferencia por el delicado estado de salud.

Las medidas dispuestas intentan asegurar la continuidad del juicio oral, ya que el sistema le permitirá al imputado estar en conexión directa con la sala judicial permanentemente. Para ello se requirió a la Corte Suprema de Justicia de la Nación el suministro de los equipos necesarios para establecer la comunicación en directo.

Los jueces Gabriel Casas y Carlos Jiménez Montilla consideraron que con este sistema se cumple con los artículos 366 y 380 del Código Procesal Penal de la Nación. “El imputado asistirá a la audiencia libre en su persona, pero el presidente dispondrá la vigilancia y cautela necesarias para impedir su fuga o violencias. Si no quisiere asistir o continuar en la audiencia, será custodiado en una sala próxima; se procederá en lo sucesivo como si estuviere presente, y para todos los efectos será representado por el defensor", establece la primera norma.

La restante detalla las facultades del imputado: "En el curso del debate podrá efectuar todas las declaraciones que considere oportunas, siempre que se refieran a su defensa. El presidente le impedirá toda divagación y podrá aun alejarlo de la audiencia si persistiere. Tendrá también la facultad de hablar con su defensor, sin que por esto la audiencia se suspenda; pero no lo podrá hacer durante su declaración o antes de responder a preguntas que se le formulen. En estas oportunidades nadie le podrá hacer sugerencia alguna".

Este lunes, Bussi se someterá a un nuevo chequeo médico por parte del perito del Cuerpo Médico Forense de la corte Suprema de Justicia de la Nación, Cristian Rando, para determinar si se encuentra en condiciones físicas para participar del juicio. De mostrar aptitud, el martes continuarán las audiencias. El proceso está suspendido desde el jueves 26 de febrero.



Recomienda esta nota: