29/03/2010

Tucumán

Bussi no puede asistir al juicio

Los médicos concluyeron en que es muy delicada la salud del represor. Deberán decidir si siguen adelante sin él o lo postergan.

Las conclusiones de los médicos que revisaron al represor Antonio Domingo Bussi, son contundentes: el procesado no puede seguir asistiendo a las audiencias del juicio oral que se lleva en su contra por el secuestro, tortura y desaparición de 22 personas en el Centro Clandestino de Detención que funcionaba en la Jefatura de Policía durante su período como interventor militar de la provincia entre 1976 y 1977.

El condenado por crímenes de lesa humanidad a prisión perpetua, que cumple en su casa de un country de Yerba Buena, tiene muy afectado su corazón y no está en condiciones de someterse al estrés que significa presenciar el juicio que se lleva a cabo contra él y otros cinco imputados, según trascendió de fuentes médicas.

El perito de la del Cuerpo Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Cristian Rando, lo revisó este lunes junto al médico psiquiatra Marcelo Rudelir, profesionales del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) y peritos de la querella y la defensa. Los informes serán presentados a los miembros del Tribunal Oral Federal (TOF) Carlos Jiménez Montilla, Gabriel Casas y Josefina Curi quienes deberán decidir si el juicio continúa sin Bussi como acusado o una nueva postergación a la espera de que se recupere.

La reanudación de las audiencias estaba prevista para este martes pero el domingo, el represor sufrió una descompensación y debió ser internado en terapia intensiva en el Instituto de Cardiología.

Antes, el 26 de febrero, Jiménez Montilla interrumpió la declaración de un testigo para ceder la palabra al médico del Siprosa que vela por la salud de Bussi. El ex gobernador había acusado un dolor agudo en el pecho, y el facultativo explicó que debía internarlo para monitorear su estado.

El martes siguiente, los vocales decidieron pasar a un cuarto intermedio hasta el martes 16, en atención a los estados de salud del ex gobernador y de otro de los imputados, el coronel (r) Albino Mario Alberto Zimmermann, que falleció unos días después.



Recomienda esta nota: