07/04/2010

Tucumán

Amaya: nadie construye sin permiso

El intendente de la capital aclaró que los controles sobre las construcciones son estrictos. "Pagar una multa no significa que sigue la obra".

El intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya, sostuvo que para construir una obra en la capital tucumana es imprescindible contar con toda la documentación y los permisos correspondientes y que al comprobarse una irregularidad se puede llegar a aplicar multas pero el pago de esa multa no significa la continuación automática de la obra.

Las aclaraciones de Amaya se dan luego de que el gobernador José Alperovich haya dicho que hay "miles de obras sin permiso que se hacen en la capital" para comparar la situación con la construcción de un hotel en Tafí del Valle que no cumple con la ordenanza que limita la altura de los edificios a 6,10 metros y que el mandatario había dicho que le "ordenó" al intendente tafinisto, Carlos Rodríguez, que autorizara la obra.

"La Municipalidad ejerce los controles y a quienes se detecta en situación de infracción, se los clausura. La multa es una sanción que aplicamos a quienes se encuentran en situaciones irregulares. Pero su pago no significa que se puede seguir adelante con la obra. Por el contrario, se debe regularizar la situación y completar la documentación para que se rehabilite la construcción", destacó el intendente capitalino.

"Hacemos todo dentro del marco de la legalidad. Caso que encontramos, procedemos a aplicar las ordenanzas correspondientes”, precisó Amaya, en referencia de las declaraciones del gobernador.

En cuanto al hotel en Tafí del Valle, se espera que los concejales tafinistos se reúnan en sesión para modificar las ordenanzas y, de ese modo, habilitar la continuidad de las obras. "Es importante una inversión de esas características para dar trabajo", había declarado Alperovich.



Recomienda esta nota: