10/05/2010

Tucumán

Cerisola echa a Ramiro Moreno

El rector decidió separar del cargo al secretario de Bienestar Universitario mientras se investiga la presunta compra de voluntades.

El rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Juan Alberto Cerisola, separó del cargo a Ramiro Moreno, secretario de Bienestar Universitario, quien fue denunciado ante la Justicia Federal por ofrecer nombramientos a cambio de votos en las elecciones de la UNT.

El comunicado oficial del rector de la UNT, dice lo siguiente:

Debido a los hechos de público conocimiento, como rector de la Universidad Nacional de Tucumán expreso mi más  enérgica condena a cualquier tipo de práctica política que pueda enlodar el proceso electoral, la gestión universitaria, mi investidura como rector y mi dignidad personal.

Por estos motivos, anuncio a la comunidad universitaria que he instruido iniciar una investigación sobre el hecho denunciado y sus presuntos participantes: el secretario de Bienestar Estudiantil de la Facultad de Artes, Gustavo Pedraza, el consejero estudiantil electo Alejandro Gallo, el empleado Damián Conde y el Licenciado Ramiro Moreno, a quien he separado de sus funciones hasta tanto se dirima judicialmente la cuestión.

Rechazo categóricamente cualquier vinculación que se pretenda hacer de mi persona con dichos hechos. He afirmado públicamente mi respeto por la libre decisión de los consejeros electos.

Desde hace varios días venimos proponiendo el voto a viva voz para evitar posibles maniobras y lograr la transparencia y la libertad en el acto eleccionario. Creemos que el voto secreto podría prestarse como corolario de maniobras oportunistas que no suscribimos bajo ningún punto de vista. Inclusive, desde hace algunas semanas, advertimos que se intenta deslegitimar el proceso electoral, cuyo resultado es favorable a nuestro proyecto.

La renuncia de la señora vicerrectora María Luisa Rossi de Hernández, como respuesta a la invitación que le hiciera de acompañarme en el camino del respeto por la voluntad soberana de la Asamblea, es otro eslabón de una cadena de maniobras electoralistas. A ocho días de la realización de la Asamblea Universitaria, elige este escenario para renunciar a su cargo, cuando desde hace nueve meses está cuestionando la gestión de la que ella también fue responsable hasta hace pocas horas.

Sabemos que la comunidad no se confunde y reconoce las prácticas electoralistas que buscan quebrar el prestigio de nuestra Universidad de manera virulenta llegando, con el paso de los días, a límites insospechados.

Tal como lo expresé públicamente en una solicitada del día domingo 9 de mayo pasado, hago un llamado a la prudencia y la serenidad que debe primar en todo proceso electoral universitario, respetando la voluntad soberana de la Asamblea.

Juan Alberto Cerisola - Rector
 



Recomienda esta nota: