03/06/2010

Tucumán

Yedlin contrató una fundación inexistente

El Tribunal de Cuentas volvió a rechazar una resolución firmada por el ministro de Salud, donde insiste en que la Funsal dictó los ciclos.

Tras sancionar a funcionarios del Ministerio de Salud por las serias irregularidades administrativas y transgresiones legales que se detectaron en la firma de un convenio por $ 800.000 entre el Siprosa y la Fundación Salud (Funsal), el Tribunal de Cuentas (TC) volvió a advertirle al ministro de Salud, Pablo Yedlin, que esa entidad no dictó los cursos odontológicos; al menos, en el plano estrictamente legal.

Los vocales del Tribunal de Cuentas volvieron a expedirse sobre el caso "Funsal" e insistieron en las irregularidades detectadas durante la comprobación sumaria, que derivó en una sanción a Yedlin equivalente a cinco sueldos. En efecto, mediante el Acuerdo 1.044 el ente de control rechazó los fundamentos de la nueva resolución oficial y cuestionó que Yedlin insista en que Funsal dictó los cursos de "Endodoncia Complementaria al Saneamiento Básico" y "Formación de Asistentes Dentales en Saneamiento Básico".

Si bien el tribunal consideró que la marcha atrás de Yedlin en el pago de $ 800.000 a la Fundación Salud significó un "allanamiento a las observaciones formuladas", también remarcó que a todas luces el vínculo entre el Siprosa y la fundación es irregular.

Finalmente, dejó en claro que Funsal no tiene elementos para exigir el cobro: "cualquier pretensión o intento de pago configuraría un pago sin causa".



Recomienda esta nota: