14/06/2010

Tucumán

Un bioquímico dice que es sangre humana la del Cristo de Yerba Buena

En una misa ante casi 5.000 personas, el padre Gandur aseguró que "acá pasó algo que la sabiduría divina explicará con el tiempo".

El bioquímico Gerardo Aiquel, quien hizo los análisis, le confirmó al diario "La Gaceta" que la sangre del "Cristo que llora" en Yerba Buena es humana. Este domingo se hizo una misa en la calle ante casi 5.000 personas.
 
Asimismo un lector del diario tucumano llamó anónimamente y comentó: "mi mujer vio a un hombre con ropa de trabajo, que parecía un mendigo, que tenía la mano con sangre y tocó la imagen. Nos fuimos a casa a buscar algo para limpiar la imagen y cuando regresamos nos dimos con que ya se había armado toda una historia".
 
Ante estas declaraciones, el padre Jorge Gandur, párroco de Nuestra Señora de la Caridad, contestó: "por favor, si alguien tiene información, que presente los datos por escrito, bajo escribano, así como nosotros estamos haciendo las cosas con la mayor seriedad. Pusimos todo a disposición de la Policía Científica y del médico forense, y el informe se lo entregaremos al arzobispo el lunes".
 
Por otra parte, el domingo se hizo una misa al aire libre en la que participaron alrededor de 5.000 creyentes. Muchas personas mostraron una tremenda emoción cuando el el padre Gandur ofició la misa. "No voy a apoyar el engaño. Acá pasó algo que la sabiduría divina explicará con el tiempo", aseguró el párroco.
 
Durante la jornada del día viernes en el Oratorio Corazón Eucarístico de Jesús, emplazado en avenida Aconquija esquina Andrés Villá de Yerba Buena se dio a conocer la noticia de la aparición de manchas rojas sobre una imagen de la Última Cena. Medios tucumanos informaban de la aparición de "lagrimas de sangre" sobre el rostro de una imagen de Jesús, contextualizando el suceso como una manifestación divina.


Recomienda esta nota: