29/06/2010

Tucumán

El ex juez Terán se queda callado

"Yo no me enriquecí", dijo el ex magistrado luego de presentarse en la causa por enriquecimiento ilícito pero sin declarar.

El ex juez federal Felipe Terán, acompañado por su defensor, Pablo Bauque, se presentó finalmente a prestar declaración indagatoria en la causa penal iniciada en su contra por supuesto enriquecimiento ilícito.

"Yo no me enriquecí", aseguró tras una comparecencia de una hora y cuarenta minutos de duración.

A la salida de los tribunales federales, el ex magistrado explicó a la prensa que hizo uso de su derecho de no declarar -previsto en el Código Procesal Penal de la Nación.

"No están discriminadas las pruebas, no sé de dónde saca el fiscal que mi patrimonio se incrementó", aseveró Terán, quien compareció en el despacho del secretario electoral Rogelio Rodríguez del Busto, en presencia del juez subrogante Nº1, Daniel Bejas, y del fiscal federal Carlos Brito.

El imputado, que adelantó que volvió a recusar a Bejas, afirmó que se siente perseguido. "Hace siete años que me molestan por este tema", reprochó.

La citación al ex juez -destituido el 18 de octubre de 2006 por sentencia del Jurado de Enjuiciamiento de la Nación- se fundamenta en los resultados de una auditoría sobre su patrimonio en el período 1999-2005, donde se determinó que Terán había percibido $ 444.881,83 por sus servicios como magistrado y que en ese plazo había registrado automóviles e inmuebles valuados en $ 1.319.642,29. A partir de esa información, Brito concluyó que se había configurado un "enriquecimiento ilícito apreciable ocurrido con posterioridad al acceso al cargo".



Recomienda esta nota: