05/07/2010

Tucumán

Arrestan a banda de asaltantes tucumanos

Tras realizar una salidera bancaria en Rosario, fueron aprehendidos cuatro malvivientes, con residencia en la zona de Villa 9 de Julio. Operaban en varios puntos del país.

Cuatro tucumanos que conformaban una banda delictiva que operaba en distintas provincias del país fueron detenidos mientras buscaban la forma de regresar a la provincia. Diego Ariel L., de 33 años, sindicado como jefe de la banda; Víctor V., de 28; Franco V., de 17, y Jesús Franco A. de 30 años cayeron después de participar de una salidera bancaria en la localidad de Rosario, provincia de Santa Fe. Los mayores quedaron a disposición  del juez de Instrucción Eduardo Filloco, mientras que el adolescente quedó a cargo del juez de menores. Una parte de los malvivientes fueron detenidos en Granadero Baigorria y el resto en la provincia de Santiago del Estero cuando buscaban un camino de regreso a Tucumán.

La pesquisa demostró que los tucumanos conformaban una banda organizada que habría cometido hechos de la misma naturaleza en otros puntos del pais. A esa conclusión llegaron las fuerzas de seguridad de Santa Fe al comprobar que el grupo arribó a dicha provincia en un Mitsubishi que estaba a nombre de Carla B., la pareja de Diego L., quien vive en San Miguel de Tucumán, y que la moto usada en los atracos era una Honda 400 Falcon que también estaba registrada a nombre de Carla. La misma moto, según fuentes inobjetables, aparece mencionada en causas judiciales abiertas en Resistencia, Chaco, por un caso de robo calificado.

La banda que cometió la salidera en San Lorenzo no dejó detalle librado al azar. Al día siguiente del asalto, el viernes 25 de junio, el presunto jefe de la gavilla giró el dinero de un banco de esa ciudad a otro en San Miguel de Tucumán. La destinataria del botín fue su pareja, que cobró por ventanilla cinco horas después.

Sobre el proceso que llegó a dar con la ubicación de los delincuentes los testimonios de la policía santafecina indican que tuvieron un golpe de suerte, “El 24 de junio, en hora aproximada al robo, un inspector municipal les hizo una multa porque dejaron el coche una parada de colectivo, a 20 metros del banco Francés”, describió la fuente.

En base a los datos del auto que ubicaba a la titular en San Miguel y en el arresto preventivo de Víctor V. en Baigorria, con su domicilio ya confirmado en aquella provincia, los efectivos de San Lorenzo lanzaron un alerta radial a todo el país, pidiendo la captura del coche.  El Mitsubishi, con los otros tres miembros de pandilla, fue interceptado por la policía santiagueña en un puesto de Palo Negro, cerca de la localidad de Selva. Bajo un plástico de la palanca de cambios llevaban un revólver. También tenían los trajes que supuestamente utilizaron para entrar al banco y el maletín con el que uno de ellos quedó retratado en el video.
 



Recomienda esta nota: