31/07/2010

Tucumán

Los vecinos de Las Talitas viven la falta de agua como un drama cotidiano

La protesta llegó hasta la SAT. Habían cortado la ruta la semana pasada. Los pozos son insuficientes.

En Las Talitas la falta de agua potable es un problema constante. La semana pasada los vecinos del barrio Valle Hermoso cortaron la Ruta 305 a la altura del kilómetro 7 y ahora son los del barrio Gráfico II los que decidieron traer su queja hasta la sede de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT).

La empresa accedió a recibir a una delegación de vecinos, quienes tomaron contacto con personal técnico. Las autoridades les explicaron que las viviendas afectadas por la falta de provisión de agua potable, están ubicadas en una zona muy elevada del predio, lo que limita las posibilidades de suministrar agua potable en forma regular.

"Nos tenemos que turnar para poder usar el agua potable", dijo Maria Claudia, una vecina que estuvo presente en la reunión con autoridades de la SAT, quien reconoció que a veces los vecinos llegan a intercambiar insultos porque no respetan su turno. "La gente se pone mal cuando no tiene agua ni para preparar la comida", agregó la mujer.

Personal de la SAT puso de relieve todas las tareas desarrolladas para atenuar las dificultades que padecen los vecinos, pero recalcaron que la solución demandaría más tiempo y un mayor presupuesto. Al término de la reunión, las partes se comprometieron a seguir discutiendo posibles alternativas para paliar la situación y para ello, habrá sucesivas reuniones a partir de la próxima semana.



Recomienda esta nota: