10/08/2010

Tucumán

Luthier italiano capacita alumnos de la UNT

El maestro, Claudio Amighetti, de la Escuela Internacional de Cremona dicta un curso de instrumentos de arco para los estudiantes de nuestra universidad. El especialista destacó el nivel de la carrera local.

El prestigioso maestro luthier de la Escuela Internacional de Cremona (Italia), Claudio Amighetti, llegó a Tucumán invitado por la Escuela de Luthería para dictar cursos y seminarios sobre construcción, restauración y peritaje de instrumentos musicales de arco.
 
El luthier ponderó el nivel de la escuela universitaria tucumana y señaló que “los alumnos tienen mucha voluntad para aprender y eso es la base para generar instrumentos”. Por otra parte, el prestigioso visitante afirmó que es posible estrechar lazos entre la Escuela de Cremona (una de las más antiguas del mundo con 70 años de trayectoria donde Amighetti enseña) y la UNT.
 
“En estos seminarios se produce un intercambio de experiencias donde tanto los alumnos como yo nos enriquecemos con las vivencias de cada uno” y consideró que “es necesario que la Escuela de la UNT tenga acceso a instrumentos antiguos para mejorar el estilo de sus producciones”. “Como en Tucumán no existen instrumentos tan antiguos al alcance de los alumnos como ocurre en Italia, sería recomendable que los alumnos viajen a Buenos Aires al Teatro Colón o a museos que cuentan con este tipo de instrumentos porque conocerlos ayuda a mejorar los estilos”, dijo.
 
Daniel Aragón, egresado de la Escuela de Luthería de la UNT, comenzó a estudiar la carrera con la intención de reparar el instrumento que interpretaba, un violín. “Al tiempo me enamoró de la carrera y me dediqué por completo a esta profesión que ya me dio los primeros réditos económicos”. Aragón vendió este año una viola a un grupo de músicos alemanes a unos dos mil dólares y destacó que el precio de un instrumento varía no sólo según el material y el tiempo que de construcción sino también de acuerdo al prestigio de su luthier”.
 
Alberto Peñaloza, oriundo de Santiago de Chile, llegó a Tucumán hace un año y medio para seguir la carrera. “Dejé a mi familia y amigos para cumplir mi sueño de convertirme en luthier y acá encontré una gran familia de compañeros y docentes”, concluyó
 
Acerca de la Escuela de Lutheria de la UNT
 
La Escuela de Luthería de la UNT depende de la Facultad de Artes tiene 60 años de vida y fue fundada por el maestro luthier italiano, Alfredo De Lungo. Hoy alberga a estudiantes de diferentes provincias y países y sus egresados construyen y reparan instrumentos musicales de las orquestas más prestigiosas del mundo.
 
Su actual director, Antonio Leiva, se siente orgulloso de conducir la única escuela de luthería con nivel universitario en todo Sudamérica. “Esta carrera alberga a unos 60 estudiantes que dedican su vida al arte de crear instrumentos con sus propias manos sobresaliendo de los instrumentos producidos en serie por la industria”.

 



Recomienda esta nota: