25/08/2010

Tucumán

Abogados repudian la presencia de Grondona en actos por Alberdi

Circula por mail una carta dirigida al presidente del Colegio de Abogados. "Uno de los más ilustres destructores del sistema político"

Una carta que circula por mail en Tucumán expresa el descontento de un grupo de abogados ante la disertación de Mariano Grondona en el Teatro Alberdi, organizada por el Colegio de Abogados. El texto de la nota que lleva la firma de Clímaco Dermidio de la Peña, Gustavo Antonio Ovejero, Vicente Daniel Villagra, Elías Gabi Cheble, expresa textualmente:

San Miguel de Tucumán, Agosto de 2010

Al Sr. Presidente del
Colegio de Abogados de Tucumán
Dr. Eudoro Antonio Araoz

Referencia: Repudiar presencia de Mariano Grondona en actos del Colegio de Abogados

De nuestra consideración:

Con estupor, asombro y totalmente azorados los abajo firmantes, asistimos a la invitación que nos hace esa H.C.D. en el programa de actividades conmemorativas el día del Abogado a la disertación de Mariano Grondona el 23 de agosto a hs. 19:00 en el teatro Alberdi de esta ciudad

Unir el nombre de ese sujeto a los festejos y homenajes es desvirtuar la convivencia, agravia el contexto democrático que vivimos y empañar el lustre de Juan Bautista Alberdi.

Esto es así porque Grondona representa uno de los más ilustres destructores del sistema político que el prócer ayudó a construir y que nosotros defendimos, defendemos e intentamos perfeccionar. Darle la palabra para que se explaye acerca de Alberdi, es tirar por la borda todo el esfuerzo que venimos haciendo para mantener a flote a esta democracia que supimos conseguir. Grondona pregona la democracia con la dinamita en la mano.

La H.C.D. y los que estuvieron en el armado del programa de actividades olvidaron (al momento de la invitación que cursaron erga ommes) que Grondona formó y forma parte de la pléyade de funcionarios y adeptos todo terreno, que tuvieron activa participación en cuanto golpe de estado se organizó y triunfó en el país sumiendo a las instituciones constitucionales en el caos. Es partidario de subordinar la Constitución Nacional a los dictados y designios de cualquier golpista.

Grondona estuvo en 1955 en a favor del Golpe de estado que terminó con el Gobierno Constitucional de Juan Domingo Perón. El 16 de septiembre de 1955 se presenta en los Arsenales navales de Retiro y junto a otros conjurados forman parte de las patotas que se dieron en llamar “Comandos Civiles”. Caen presos y estando en la Cárcel de Av. Las Heras se enteran del triunfo de lo que pomposamente llamaron “La Revolución Libertadora”. Ya en 1954 un año antes, había participado en la manifestación de “Corpus Christi” donde la cúpula Católica une sus reclamos a los golpistas.  El 3 de marzo de 2002 dijo en la revistra Noticias: “Para mi Perón era el mal. Yo recuerdo haber aplaudido en Plaza de Mayo a Lonardi (...) Yo estuve con los comandos civiles. Era una organización celular con 125 tipos pero cuando vi que hacíamos las mismas barbaridades que los peronistas (tortura) y además fusilamientos, yo me abrí”.

Grondona estuvo contra el Gobierno Constitucional de Arturo Frondizi, conspiró y participó su derrocamiento. En el mes de marzo de 1962 se realizan elecciones en todo el país para elegir Gobernadores, Diputados y Senadores Nacionales. Gana el Peronismo en las provincias del Chaco, Jujuy, La Pampa, Neuquen, Rio Negro, San Juan, Santiago del Estero, Tucumán y Buenos aires. Nueve partes del país se definen a favor del programa peronista.

24 horas después el hoy invitado de la H.C.D. escribe en “La Nación”: “ A seis años de la Revolución Libertadora el país político olvidó su rumbo y destino. Las jornadas de sep/55 no solo abrieron una época (...) sobre sus cimientos se basa el orden de hoy. El domingo el país arrojó por la borda los pilares del nuevo orden y jugó a todo o nada en una apuesta sin sentido. Hoy en medio de la perplejidad hay que retomar el hilo y volver a tejer”. En otras palabras llamaba a desconocer la voluntad popular e instar al golpe.
                                           
El 29 de marzo de ese mismo año los militares derrocaron a Frondizi e imponen a un oscuro senador por Río Negro como Presidente provisional de la Nación: José María Guido. Es más ese gobierno reimplanta la ley 4161 de 1956 que prohíbe la exhibición de imágenes, símbolos o representaciones del peronismo. El renacimiento de dicha ley se produce a instancia de los golpistas (Grondona) en julio de 1962. Se llegó a la ridiculez de detener y procesar a quienes cantaran la marcha en público.

Grondona estuvo contra del Gobierno Constitucional de Arturo Humberto Illia y conspiró en su derrocamiento. El 31 de mayo de 1966 escribe en Primera Plana: “El tirano es un monstruo; el dictador es un funcionario para tiempos difíciles”  Los iguales a él pedían que asumiera un hombre fuerte en la conducción  del país. La oposición caricaturizó a Arturo Humberto Illia como “La tortuga”.

Grondona estuvo contra el Gobierno Constitucional de María Estela Martínez de Perón y conspiró en su derrocamiento.  Devoto de la violencia endiosó a López Rega de quien sostuvo en la Revista “Carta Política” en diciembre de 1974: “López Rega cumple al lado de la presidente el papel de meter la mano en tareas antipáticas. Sería por lo menos arriesgado prescindir hoy de este servicio” en alusión a las matanzas de opositores que inauguran las Tres A.

Grondona apoyó al golpe de estado que instaló la dictadura mas sangrienta del siglo XX en la Argentina, donde todavía están los familiares de las víctimas buscando sus cadáveres insepultos. En el Cronista Comercial del 2 de agosto de 1978 con el pseudónimo de “Guicciardini” escribe: “Nuestra revolución consiste nada menos que la aparición de un orden en medio del desorden (...) solo los que han bebido hasta el fondo el cáliz del desorden sabrán apreciarla”.

El Cronista Comercial en septiembre de 1979: “ Si la lucha por el poder mundial ha escogido a la Argentina como escenario privilegiado ya no es posible pensar en el tercermundismo como una actitud contemplativa, especuladora que lleva a mantenerse al margen de la lucha entre los colosos y a extraerle ventajas para el interés nacional. Ahora la lucha está aquí.

Ante la presencia de la CIDH de la OEA dijo: “Por creer que el Derecho a la Seguridad es un Derecho humano al cual el estado debe proteger, los Argentinos recibimos hoy la visita de la CIDH. Eso es malo. Que sepan que están aquí porque somos Derechos y Humanos”.

Este terrible comentario se acrecienta con otro acerca de que los liberales les importó mucho más la flotación del dólar durante la dictadura que la flotación de cadáveres en el Río de la Plata.

Dando un giro copernicano una vez asumido como Presidente el Dr. Raúl Ricardo Alfonsín, dijo “yo no torturé a nadie, pero también es cierto que no hice lo suficiente parta evitar que se torturara” e instalada la universidad de las Madres de Plaza de mayo, ofreció sus servicios.

Grondona apoyó el desguace del país durante el Gobierno de Carlos Saúl Menem que a su vez inauguró el olvido y perdón de todos los que participaron en la matanza de opositores políticos.

En nuestro Colegio de Abogados todavía llevamos luto por los colegas asesinados y de otros que están desaparecidos de la provincia al verse obligados a extrañarse en tierras lejanas ante el peligro que corrían sus familias e hijos jóvenes, de las cuales no pudieron volver.

Esta H.C.D. en vez de llamar  a los sobrevivientes de aquella época o pagar un viaje a alguno de aquellos que no pudieron volver par que cuenten cómo fue la historia se decide por invitar al representante de tanto desguace.

Grondona es como las monedas tiene dos caras que lo ayudan a sobre vivir. Es un jugador sin talento y sin escrúpulos, desconoce que es el buen nombre, el honor, el rubor, el pudor, le da lo mismo ser derecho que traidor. Tiene la flexibilidad suficiente estomacal para comerse sapos como esta democracia que supimos conseguir, sin tener que recurrir a la sal de frutas para comenzar con los eructos. Ejerce y explota el principio Darwiniano de la supervivencia adaptado a la política y como en este caso consigue ser invitado a exponer precisamente de Alberdi quien hubo de exiliarse en Chile ante la dictadura de Rosas.

Grondona es de los que esperan que la política se vuelva boomerang y voltee por la vía que fuere a este gobierno constitucional. Seguramente hará algún comentario ligando el pensamiento de Alberdi con la necesidad de desprendernos de este gobierno constitucional.

Es un “Opinólogo” y con esa “ciencia” reemplaza el estudio de la estructuración científica del derecho. Es una bocina cavernícola justificadora de la violencia que  considera la democracia como una estación de  tránsito entre dos dictaduras.

Grondona forma parte de aquellos que al narrar los hechos históricos primero los tamizan y después les echan  edulcorantes de todo tipo par hacer desaparecer cualquier gustito amargo y poder criticar sin que se note la defensa de sus intereses de clases. Debiera estar preso junto a los generales asesinos que en su momento aplaudió, pero sigue flotando. Hoy la H.C.D. le da la oportunidad de exponer sobre Alberdi.
                                              
Ergo, comprenderán que el desconocimiento del programa que no fue distribuido en nuestros casillero, no nos deja otro recurso que el repudio a todo aquel que en ese H. Cuerpo Directivo nos vedó la posibilidad de desplazar a este tipo de sujetos de cualquier cercanía con nuestros festejos y conmemoraciones. Esta programación de los festejos y conmemoraciones es ni mas ni menos que una provocación en nuestra contra al incluirlo a Grondona. Por esa razón esta carta.
                                            
Sin otro particular que la expresión de nuestro mas sincero repudio a lo hecho por Uds. nos despedimos atte.


Otrosí: a).- Para el caso de que no entiendan algún pasaje del opúsculo, los abajo firmantes nos ofrecemos gentilmente para una función explicativa del texto a los  fines de que no queden dudas de que lado estamos en esta democracia que supimos conseguir.- b) Pedimos que no se interprete lo dicho en la presente como defensa del gobierno Nacional de turno, sino como expresión rotunda en contra de un sujeto que reivindicó el desguace institucional golpista cada vez que un gobierno nacional no representó sus intereses de clase.-

Reiteramos atte. saludos.
          

Clímaco Dermidio de la Peña, Gustavo Antonio Ovejero, Vicente Daniel Villagra, Elías Gabi Cheble



Recomienda esta nota: