29/08/2010

Tucumán

Una pareja tucumana va a un motel y al salir Rentas les exige la factura

Los inspectores esperaron a quienes salían de un albergue transitorio para realizar controles. Además chequearon boletas del impuesto Automotor. Malestar.

Una pareja tucumana fue sorprendida a la salida del motel Stop, ubicado en la ruta 305, por agentes de la Dirección General de Rentas este sábado por la noche, exigiéndoles la factura por el servicio que acaban de pagar y además las boletas pagadas del impuesto Automotor de este año.

El director de Rentas, Pablo Clavarino, justificó el operativo en un lugar de este estilo sosteniendo que “vamos a pedir los tickets y las facturas a todos los comercios de todos los rubros, y esta actividad no es la excepción”, informó a La Gaceta.

Inés, la propietaria de Stop, dijo que nunca, en los 31 años de actividad del motel se efectuó un operativo tan agresivo. "Me acuerdo que en 1982 la DGI hizo una inspección masiva en los albergues transitorios, pero el inspector al menos tenía la delicadeza de estar dentro del establecimiento. Ahora están desde las seis de la tarde de ayer (el viernes) con una camioneta, espantando y asustando, no sólo a los clientes, sino también al personal", se quejó.

"Nosotros tributamos todo lo que nos exigen. Sólo en impuestos pagamos un 36% de la recaudación, además de un canon de $ 150 por habitación para Rentas y otros $ 70 para la Municipalidad (Las Talitas)", afirmó la mujer. "Nosotros (la Cámara de Hoteles Alojamiento) hicimos una denuncia por la cantidad de hoteles truchos que cobran por hora, pero a ellos no les hacen controles. Además del perjuicio económico que provoca esto, porque al ver semejante puesta muchos no quieren entrar, es una falta de respeto. Nunca nos quejamos de los que nos cobran, pero nos indigna que nos traten de esta forma", manifestó Inés, recalcando que "somos gente de laburo".



Recomienda esta nota: