05/09/2010

Tucumán

Allanan dos prostíbulos en Tucumán

La madre de un menor que contrajo HIV denunció que su hijo concurrió a ambos locales. No hubo detenidos.

Dos viviendas donde se ejerce la prostitución fueron allanadas en la madrugada de este sábado por la Policía en Miguel Lillo al 600 y General Paz al 1.200, luego de que una mujer denunciara que su hijo, menor de 18 años, contrajo HIV tras concurrir a dichos locales. La jueza Mirta Lennis de Vera a requerimiento del fiscal Alejandro Noguera, otorgó la orden por el presunto delito de “facilitación de la prostitución”.

Investigadores de la División Trata de Personas, apoyados por 30 agentes de Comando Radioeléctrico y del Grupo Cero, ingresaron a las viviendas sorprendiendo a las mujeres que trabajaban allí.

En la requisa hallaron numerosos elementos de prueba de que en esos lugares se ejercía la prostitución, como ser agenda con listados de clientes, celulares, preservativos y avisos en los diarios, informó el diario El Siglo.

Desde el juzgado de instrucción, en tanto, confirmaron que el adolescente continúa en tratamiento ambulatorio, y en los últimos días fue sometido a una serie de pericias, momentos previos a que su testimonio ingrese como prueba en la causa.

Los propietarios de los inmuebles no se hicieron presentes durante el operativo, pero ambos se comunicaron con las autoridades judiciales del caso y se pusieron a disposición de la Justicia.

Al final de los procedimientos, Noguera ordenó que no se adopten medidas privativas de la libertad en contra de ninguna de las personas involucradas, y que este domingo declaren en la fiscalía.



Recomienda esta nota: