13/09/2010

Tucumán

Grave denuncia por venta de drogas en una comisaría de El Manantial

Un video muestra como un detenido hace 11 meses estaría vendiendo estupefacientes a un menor en la puerta de la seccional en la cual está apresado. Vea el video.

Un hombre se para frente al portón y espera la llegada de un chico que no tiene más de 18 años. Luego, el pase de manos. Uno que le da algo a otro y recibe algo a cambio. Esto es lo que se ve en un video difundido por el portal de La Gaceta, en el cual se denuncia que Cristián Achen y su hermano Rodolfo, ambos detenidos hace 11 meses por comercialización y tráfico de estupefacientes, aún continúa su actividad estando cautivo en la comisaría de El Manantial.
 
El video fue filmado con un teléfono celular hace unos 10 días, según confesó el autor, y en él, Achén aparece absolutamente tranquilo en la puerta de la comisaría, mientras dos adolescentes juegan junto a unas motos que están estacionadas en la vereda. Nadie parece advertir que el hombre debería estar preso. Hay un dato importante para los investigadores: la ropa que lleva puesta el sospechoso (un buzo azul con dos rajas blancas horizontales) es el mismo que tiene en la foto en la que se lo ve junto a su hermano Rodolfo sonriente sobre una moto de la Policía, también dentro de la comisaría de El Manantial.
 
Fue este video el que llevó al juez federal Mario Racedo a ordenar que Gendarmería Nacional allane el lugar el último sábado. Para él era evidente que algo no estaba bien. Pero la medida dio resultado negativo. Luego se supo que los policías ya estaban al tanto del operativo que debía concretarse.
 
Durante el allanamiento del sábado, Gendarmería no encontró ninguna sustancia ilegal ni en la comisaría ni en las casas de los hermanos Achén. Incluso se utilizó un perro entrenado especialmente para detectar narcóticos. Pero este no olfateó nada raro. El juez ordenará que el video sea sometido a pericias, para tratar de determinar si no fue adulterado. Mientras tanto ordenaría que ambos hombres sean trasladados. Si se comprueba la venta de droga, todos los policías que trabajan en El Manantial serán llamados a declarar y luego se determinará si se les imputa algún delito.
 
Por su parte, el comisario Víctor Pacheco, Jefe de la Regional Oeste rechazó todas las acusaciones contra el personal policial. "Como jefe Regional jamás aceptaría una cosa así. Es imposible que un detenido venda droga dentro de una comisaría. Por eso yo estuve presente durante todo el allanamiento, para respaldar al personal y para asegurarme de que efectivamente no hubiera nada raro", dijo. "Para mí sería inconcebible que se vendiera droga dentro de la dependencia. No es cierto. Si yo me hubiera enterado habría tomado medidas en el acto. Nadie puede encubrir algo así", aseguró. 

 



Recomienda esta nota: