14/10/2010

Tucumán

Piden justicia por el crimen de la escribana luego de un violento robo

Los vecinos de la mujer fallecida marcharon y pidieron que los jueces brinden una condena ejemplar a los culpables. Críticas por parte de la Policía y Alperovich.

Luego de la muerte de Isabel Osores, la escribana que falleció el martes luego de haber sido brutalmente agredida por dos delincuentes en un robo el pasado sábado, sus vecinos y familiares marcharon a Plaza Independencia y pidieron Justicia por su muerte. A esto se sumaron las críticas del Jefe de Policía provincial, Hugo Sánchez, quien dijo que menos del 10 % de los delincuentes que se detienen permanecen en la cárcel. A esto se sumó el gobernador José Alperovich, pero con un tono más mesurado.
 
Los familiares sostienen que la Justicia debe actuar con mayor cerelidad y que la carátula en torno a los detenidos por el hecho debe ser cambiada por la de homicidio. Ellos contaron que: "Nos movilizamos porque queremos que esta no sea una muerte más provocada por la inseguridad, sino que las autoridades tomen cartas en el asunto para que hechos de esta naturaleza no vuelvan a cometerse". "Queremos que los delincuentes respondan por lo que hicieron. Pero, sobre todo, vamos a protestar contra la inseguridad, para que la gente pueda salir tranquila a la calle", dijo consternada Magalí Rosales, comadre de la víctima.
 
El titular de la Policía, por su parte, aseguró que de los 145 apresados el año pasado, sólo el 2 % permanece hoy detenido, mientras que en lo que va del año ya se concretaron 216 aprehensiones de las mismas características, 6 % de las cuales derivaron en la permanencia de los malvivientes en dependencias policiales o carcelarias, habiendo quedado el resto en libertad. Según explicó, esto libera a los delincuentes del temor a ser castigados por una Justicia que no procede como debiera, lo que aventuró, resulta una incitación para que sigan violando la ley. Es más, agregó que durante el año se detuvieron 94 delincuentes por arrebatos.
 
Alperovich agregó que la agresión y posterior muerte de Osores "es una aberración", y sobre los culpables, dijo que "deberían estar presos toda la vida, no tienen perdón de Dios". Asimismo, delimitó la acción de la seguridad: "Lo que hace la policía es detenerlo y ponerlo a disposición de la Justicia, después actúa la Justicia no el Poder Ejecutivo".
 
Por el crimen de Osores se encuentran detenidos Jorge Ezequiel Méndez "Bebelú", de 18 años y dueño de un frondoso prontuario. Según la Policía registra 8 detenciones por robos y hurtos. Rubén Walter Páez "Soldadito", de la misma edad, estuvo preso en tres oportunidades. Seguramente en su momento zafaron por su condición de menores. Para los investigadores, son los responsables de los golpes que destrozaron la cabeza de la profesional. En tanto, también fueron detenidos Franco Alejandro "Carita" Vázquez, de 18, y a José Eusebio "El Tuerto" Sueldo, de 32, este último con 32 detenciones por contravenciones y delitos menores, siempre de acuerdo a los informes policiales.

 



Recomienda esta nota: