14/10/2010

Tucumán

Intentan desalojar a los vendedores ambulantes del centro tucumano

Con motivo de los festejos del día de la madre, los puesteros no pueden llevar a cabo su trabajo debido a las constantes presiones municipales de desalojo.

Una patrulla de inspectores municipales recorrió el miércoles las calles céntricas de la ciudad con el objetivo de desalojar a los vendedores ambulantes. No lo lograron pero de todas maneras los puesteros, que se encuentran en las peatonales de la ciudad debido a los festejos del día de la madre tienen que repartir gran parte de sus ganancias  con ellos. 
 
Una de las vendedoras calculaba que se podía sacar unos cuatro mil y pico de pesos por cuadra pero este dinero tienen que entregarles a los inspectores, para que los dejen permanecer en el lugar. Tienen que soportar el soborno que les piden para no perder las ventas que necesitan para comer cada día, afirmaron. 

El mañana es una incertidumbre porque nunca saben lo que sucederá, comentaron los vendedores ambulantes de Tucumán que solo intentan recaudar un poco de dinero en vísperas del día de la madre, que se festeja este domingo en todo el país. 



Recomienda esta nota: