29/04/2011

Tucumán

ACCIDENTE EN EL RIO LULES

Demandarán a la finca a la que se trasladaban los cosecheros accidentados

El abogado defensor contó que la empresa de la familia Zamora, en Famaillá deberá asumir responsabilidades por el accidente. Las malas condiciones del vehículo.

El abogado Pablo Rivera, defensor del grupo de cosecheros afectados por el accidente ocurrido sobre el río Lules, en el que una mujer perdió la vida, dijo que se busca determinar las responsabilidades directas e indirectas del hecho. Habló sobre la finca en Famaillá donde los obreros trabajaban y de la responsabilidad que le pesa a esta empres por ser quien compra la producción del lugar. El colectivo en el centro de la investigación.
 
En diálogo con LV12 Rivera dio como ejemplo la precarización que viven las familias de los cosecheros, ya que "familiares de la mujer que murió, y que estaba embarazada, estaban buscando desesperados un servicio de sepelio, porque no tenían cobertura de ningún tipo". Además de denunciar que "muchos trabajadores desarrollan su tarea en negro", dijo que "no tienen ART ni absolutamente nada".
 
En este marco, consideró que "hay responsabilidad tanto de la empresa privada, si nos ponemos a analizar el lugar donde iban a prestar tareas, que es una finca de una persona de apellido Zamora en Famaillá y habría una responsabilidad solidaria de la empresa que compra la producción de esa firma". Ante esto, acusó a la finca y dijo que "por ese lado las familias van a poder reclamar lo que les corresponde, porque hay responsables directos y responsables solidarios".
 
Acerca de la demanda formulada informó que "la fiscalía se acercó al lugar del hecho y solicitó lo que se hace en estos casos que es tratar de establecer las causas del accidente". Sobre el particular, apuntó finalmente que "nosotros no tenemos dudas de que el estado del vehículo ha provocado esta tragedia, las ruedas totalmente lisas, y analizando la mecánica del siniestro se ve que no había el mantenimiento adecuado".
 

 



Recomienda esta nota: