26/05/2011

Tucumán

Contaminación en la cuenca Salí-Dulce: vuelven a aparecer peces muertos

Los animales de arroyos tributarios al embalse de río Hondo habrían sido víctimas de la vinaza arrojada por ingenios azucareros. Ordenarán nuevas inspecciones.

Numerosos bagres muertos esparcidos en la orilla del arroyo Mixta, uno de los tributarios tucumanos que alimentan al embalse Río Hondo, fueron encontrados el martes por un vecino de Las Termas, lo que encendió nuevamente la luz de alerta por la contaminación. Especialistas santiagueños sostienen que algunas empresas aprovechan los fines de semana o los feriados para arrojar sus desechos, aprovechando los días en que supuestamente hay menos control.
 
Este nuevo hallazgo quedó documentado en fotografías tomadas por Pedro Castaño, cuando estaba cazando en horas de la siesta cerca del arroyo ubicado a 42 kilómetros de Las Termas, ingresando al departamento Leales.
 
Esto sucede a menos de 15 días de que una comisión del Comité de Cuenca Salí-Dulce tomara muestras de este mismo arroyo y del canal Mixta Mezcla, ambos tributarios que desembocan en el embalse Río Hondo.
 
Cabe recordar que recientemente los especialistas tomaron muestras de estos cauces utilizados por ingenios y la minería a cielo abierto para arrojar sus desechos. 
 
En aquella oportunidad en la que El Liberal participó del procedimiento, se observó el agua color marrón pero sin olor y un porcentaje bajo de salinidad que podría ser vinaza diluida.
 
No obstante, los técnicos señalaron que era importante el volumen de agua que tenían estos tributarios y de esta manera mermaba el impacto de la contaminación al diluirse los desechos que se arrojan habitualmente. “En otras ocasiones comprobamos que no había nada de oxígeno en estos arroyos”, señaló el Sergio Zaltz, integrante de la Secretaría del Agua que encabezó la inspección.
 
El martes, cerca de las 15, en una zona montuosa colindante al arroyo Mixta, Castaño, vecino de esta ciudad, contó que mientras andaba en busca de palomas, percibió un fétido olor que provenía del conducto de agua. “Me acerqué y el agua tenía un color gris plomo y el olor era terrible. A la orilla vi que algo blanco resaltaba y al acercarme más vi que eran bagres que flotaban muertos”, relató.
 
Castaño le contó a El Liberal que recorrió unos metros más al norte y vio también a sábalos pequeños sin vida. “Es la primera vez en el año que veo la mortandad en esta zona, no se podía estar del olor y me imaginé que es de la contaminación que tiran las empresas tucumanas”, manifestó el termense.
 
En las imágenes se refleja el color del agua descripto por Castaño y la presencia de bagres muertos en la orilla de este cauce donde habitualmente arrojan desechos curtiembres y citrícolas de la zona, como también la empresa minera Alumbrera (Dp2), según indicaron calificadas fuentes del Comité de Cuenca. /El Liberal
 
 



Recomienda esta nota: