29/05/2011

Tucumán

Autoconvocados: “Este Gobierno premia tener más enfermos que personas sanas”

Los médicos nucleados en Sitas lanzaron duras críticas contra las políticas que se aplican en el sistema sanitario provincial, el cual tildaron de “mercantilista”.

La puja entre el Ejecutivo y los médicos autoconvocados que desde hace meses mantiene en vilo la salud pública en la provincia se profundiza con el correr de los días.

En la vigilia realizada por los galenos el pasado 24 de mayo, en Plaza Independencia, los profesionales presentaron exhaustivamente los argumentos de su reclamo y agregaron a las ya conocidas medidas de fuerza duras críticas contra con el sistema sanitario provincial, al cual calificaron como “mercantilista”.

A través de un documento pronunciado por Estela Di Cola, secretaria general del SITAS, los médicos disidentes sostuvieron que las políticas aplicadas en materia de salud pública privilegian “el asistencialismo tecnócrata que justifica mayor productividad, mayor provisión de recursos económicos, en desmedro de la prevención, verdadera columna vertebral-medular de la atención primaria de la salud”; responsabilizándolas de la profunda crisis que atraviesa el sector.

“Pero para el gobernante de Tucumán este modelo de gestión no encaja en sus ideas mercantilistas ya que, como una contradicción infinita, hoy se premia y es más importante tener más pacientes internados, más número de consultas, en síntesis, más enfermos que personas sanas”, agregaron.

En otro pasaje del escrito, elaborado por profesionales de la ciudad de Famaillá, los manifestantes reclaman: “Hoy encontramos a la salud pública como una paciente de pronóstico reservado, con síntomas de alto riesgos, producto de constantes ataques por parte de las autoridades provinciales a los trabajadores de la salud, verdaderas barreras defensivas que sostienen el sistema y evitan su colapso”.

Y agrega: “Esta situación se manifiesta en los paupérrimos salarios y el trato discriminatorio e inequitativo que padecemos. A lo que se suma la degradación de los valores éticos y morales, causada por la desmedida claudicación de los seudo-representantes gremiales, parásitos genuflexos que se enquistaron en sus organizaciones y desde allí diseminan su daño impactando directamente en las entrañas del sistema”, en este sentido, aludiendo a gremios como ATSA, AME y SUMAR, los cuales sí rubricaron el acta acuerdo con el Ejecutivo.



 




Recomienda esta nota: