30/05/2011

Tucumán

Amplían la búsqueda del taxista desaparecido hace más de una semana

La Policía provincial, el Grupo CERO, infantería y la Patrulla Motorizada siguen de cerca las pistas que ayudarían a encontrar a Nicanor Quijano.

Uniformados de distintas reparticiones policiales se sumaron a la búsqueda del taxista desaparecido hace más de un semana cuando se disponía a cumplir un servicio desde nuestra Capital hasta la ciudad de Banda del Río Salí con dos pasajeros.  Por disposición de la Jefatura de Policía y siguiendo la investigación judicial durante todo el fin de semana se intensificaron todos los rastrillajes en búsqueda de Pedro Nicanor Quijano, quien fue visto por última vez en horas de la tarde dell viernes 21 de mayo.
 
El auto de Quijano fue encontrado al día siguiente en un descampado en las inmediaciones de la ciudad de Simoca. Desde ese día los operativos de rastrillajes con intensos y se lo busca por toda la zona sur de la provincia. Sin embargo, el sábado y ayer domingo los trabajos se centraron en las inmediaciones de la localidad de San Javier. A esta búsqueda se sumó personal del Grupo CERO, de Infantería y de Patrulla Motorizada; de la comisaría de El Corte y de Bomberos de Yerba Buena. Se pudo conocer que el operativo contó con un total de 100 rescatistas.
 
Por su parte el comisario Miguel Gómez de la División Homicidios indicó que las tareas de búsqueda se intensificaron tanto en la zona sur de la provincia como en el Este. En tanto indicó que en la jornada de hoy lunes los trabajos se realizarán con la colaboración de efectivos de la Unidad Regional Este, ya que las tareas se concretarán en las ciudades de Banda del Río Salí y Alderetes.
 
El objetivo de la Policía es redoblar el esfuerzo, por lo que se duplicó la cantidad de agentes para abarcar una zona más amplia ubicada en la zona oeste hasta el cerro San Javier.
 
Como se recordará el viernes pasado en el Barrio Juan XXIII, más conocido como la "Bombilla" -a través de pistas fuertes surgidas de investigaciones-, los uniformados llegaron alertados de que en una zanja en Perú y Alberti, estaban semioculto elementos del taxista Quijano. Allí, personal de la División Homicidios, junto a policías de la Brigada de Investigaciones encontraron la radio base y la computadora del auto que había sido encontrado abandonado en Simoca. Inmediatamente hicieron un allanamiento en el lugar y se detuvo a un sospechoso, un joven que por el secreto de sumario y para no perjudicar la investigación, su nombre no trascendió.
 
El lugar, un basural rodeado de arboledas y matorrales, fue acordonada por los policías, quienes mantenía en secreto lo actuado. Sin embargo, y pese al esfuerzo, sigue siendo un misterio el paradero del taxista.
 
El fiscal que entiende la causa, Arnoldo Suasnábar, a cargo de la Fiscalía VII Nominación, ordernó para la jornada de hoy nuevas medidas judiciales como ser allanamientos que se concretarán en distintos barrios de nuestra Capital. En tanto el único detenido en torno al hecho seguirá prestando declaración indagatoria en la jornada de hoy, ante el fiscal actuante. (El Siglo) 



Recomienda esta nota: