18/06/2011

Tucumán

Crece el drama: en la interna radical votaron personas muertas y sin DNI

Una mujer que falleció 27 días antes de la elección, un anciano enfermo y otro sin su documento figuran en el padrón como asistentes. Las denuncias ya están en la Junta Electoral.

La interna de la Unión Cívica Radical (UCR), celebrada el domingo 12 de junio y que eligió los candidatos del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) en Tucumán, no para de levantar polvo. Ahora, tras las denuncias de las aperturas antes de los previsto de los comicios y de carga de votos en las urnas, aparecieron demandas que dan cuenta que sufragaron personas muertas y sin documento.
 
El viernes por la tarde, la Lista Azul, Verde y Blanca amplió su denuncia de fraude ante la Junta Electoral Provincial (JEP) debido a que la Junta Electoral partidaria ya se expidió sobre los resultados definitivos de la elección, que dieron ampliamente ganadora (más del 80%) a la Lista Roja y Blanca, que respalda la candidatura a gobernador del senador José Cano.
 
Por este motivo, la primera minoría del candidato Raúl Moreno está dando batalla a lo que llaman un fraude "deleznable", con el objetivo de alcanzar el 20% de los votos que les permita acceder a un lugar en la lista definitiva de legisladores.
 
En declaraciones recogidas por el diario La Gaceta se dio cuenta de lo denunciado por uno de los sectores del radicalismo. Benita Francisca Juárez murió a la edad de 89 años 27 días antes de la fecha de la elección. Sin embargo, en los registros de la interna del ACyS figura su nombre. Su hija, Dolores Jiménez, se mostró sorprendida y afirmó que “no tenía idea” de tal situación. “Si supiera quién lo hizo, iría y le diría que estas cosas no se hacen”, indicó.
 
Reneé del Carmen González es un vecino de esta capital. Ese domingo, día de la interna, estuvo enfermo y no salió de su casa. Pero se sorprendió al enterarse que alguien, haciéndose pasar por él, sufragó. “No sé cómo hicieron para votar con mi nombre porque yo tengo mi documento. Me parece algo malo que pasen estas cosas”, señaló.
 
Por último, el caso de Tomás Teocidio Fernández, de 96 años, también dejó boquiabierto a su familia. El hombre, partidario del Movimiento Popular Tres Banderas, hoy se encuentra recluido en su casa debido a sus dificultades para ver, oír y movilizarse. Su sobrina, Ana María Gordillo, tuvo que hablar por él debido a que no está en condiciones de charlar con la prensa y menos de ir a votar: "no puede ni firmar; marca con el dedo". Según ella, el domingo Fernández no salió de la casa. Sin embargo, su nombre es otro de los que aparece en las listas del ACyS como un afiliado que sí participó en las internas. "Es una vergüenza. Para mí, lo están usando", sostuvo Gordillo.
 
 


Recomienda esta nota: