21/06/2011

Tucumán

Investigación aeroespacial: una extendida pasión en la UNT

El proyecto Aquarius y la larga vocación científica heredada por nuestros egresados. Por Sergio Pagani, decano de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología.

El satélite Argentino SAC-D orbita alrededor de  la  tierra desde  el pasado  viernes 10 de junio, en la llamada misión SAC-D/Aquarius. Esta  importante hazaña es resultado  de una  colaboración  internacional cuyos socios principales son la Argentina  y  EE.UU.  En nuestro  país,  tomaron parte  numerosos  centros  de investigación y compañías.

El objetivo científico de la misión SAC-D/Aquarius  es  observar  la  Tierra  con  el fn de obtener nueva  información sobre el  fenómeno  del  cambio  climático, mediante la medición de la salinidad superficial de los mares a escala global. El SAC-D  debe  también  identificar  los  puntos calientes en la superficie del suelo, con el propósito de colaborar en la elaboración de  la  cartografía de  riesgo de  incendios así  como  realizar mediciones  de  humedad  del  suelo  para  prevenir,  mediante alertas  tempranas,  inundaciones y otras catástrofes naturales.

En este contexto  INVAP es  la empresa Argentina  de  investigación  y  desarrollo tecnológico que realizó el diseño y desarrollo de la plataforma de servicio, o sea el satélite que porta los instrumentos de la misión, para  la Comisión Nacional de Actividades Espaciales.

La Universidad Nacional de Tucumán, a través de su Departamento de Electricidad, Electrónica y Computación  (DEEC), perteneciente  a  la  Facultad  de  Ciencias Exactas  y  Tecnología  (FACET),  es  parte integrante de esta historia pues ingenieros en Electrónica y en Computación de nuestra casa pertenecen al grupo de profesionales de INVAP. Junto al jefe del DEEC, ingeniero Jorge Molina  Palacios  compartimos  el  orgullo que  se  siente  como  institución  educativa de que  varios de nuestros  egresados, entre  ellos  los  ingenieros  Electrónicos Nicolás  y  Federico  Renolfi,  Franco Alcaraz,  Daniel  Gasco,  José  Argañaraz  y  los ingenieros  en  Computación  Julio Giori, Gabriel Tula, María Laura Elías Gutiérrez, Gabriel  Rezzónico,  para  nombrar  algunos, participen activamente en el diseño y desarrollo de  la electrónica y del  software aplicado a control de la electrónica en los diversos desarrollos de INVAP. Esta es una demostración de  la calidad profesional  de  los  ingenieros  argentinos  y  en  particular  de  nuestros  jóvenes  profesionales  que  participan  de  empresas como estas en las que se trabaja en el borde del conocimiento, innovando día a día.

Estos  jóvenes  son  los  naturales  herederos de  la tradición histórica que tiene nuestra  Universidad  sobre  investigaciones  en  actividades  espaciales  y  estudios de alta atmósfera terrestre.

Todo  se  inicia  en  el  año  1957,  con  la transferencia por parte de la Armada Argentina a  la UNT de  la Estación  Ionosférica  a  cargo  del  ingeniero  Roque  López de  Zavalía,  del  Instituto  de  Ingeniería Eléctrica (IIE), para seguir en el año 1963 cuando  la UNT,  la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales y la NASA, firman  un  convenio  para  realizar  investigaciones de alta atmósfera terrestre y se efectúan mediciones ionosféricas con cohetes lanzados desde Chamical, La Rioja.

Así  pasaron  los  Proyectos  “ION-64”, “ION-67”,  con  sus  directores  científicos, los licenciados Sandro Radicella y Haydee Cossio de Ragone y un brillante grupo de docentes  investigadores de  la FACET,  los licenciados  Roberto  Manzano  Orestes Santochi  e  ingenieros  Carlos  Boquete  y Mauricio  Thomae  quienes, colaborados por distinguidos estudiantes de las carreras de Física y Electrónica, desarrollaron cargas  útiles  para  los  cohetes,  equipos de  telemetría en Tierra y otros  sistemas complementarios para las misiones.

Es de resaltar que en la actualidad docentes-investigadores del DEEC están realizando  trabajos  de  investigación  en  colaboración con INVAP en áreas de mutuo interés en el campo del electromagnetismo. Y  es  un  compromiso  asumido  por  la Universidad Nacional de Tucumán seguir produciendo profesionales de la ingeniería  en  todas  sus  ramas de  acuerdo  a  los estándares de calidad que la sociedad moderna lo exige.

 



Recomienda esta nota: