22/06/2011

Tucumán

Los médicos regresan a Tucumán con la promesa de apoyo de los senadores

Los autoconvocados pudieron nacionalizar la protesta. Los parlamentarios prometieron intentar ser mediadores con Cristina.

Los empleados del Siprosa nucleados en el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) emprendieron regreso a Tucumán tras haber podido nacional el conflicto con una protesta en Capital Federal y participar de una reunión con sendos senadores que prometieron intentar mediar en el conflicto.
 
Una vez en Tucumán, los dirigentes se reunirán y definirán los pasos a seguir. Miguel Varela, secretario de prensa de Sitas, adelantó que “el viaje fue muy provechoso, ya que logramos que el Senado nos apoye y nos prometieran una mediación con la Presidenta y lograr su intervención”.
 
Varela, delegado del hospital Obarrio, en diálogo con Primera Fuente agregó: “El viaje tuvo muy buenos resultados, logramos que los porteños conozcan nuestra situación. Era increíble para ellos que nosotros viviéramos con los sueldos que percibimos”.
 
La comitiva arribará a la provincia con excepción de Varela y Adriana Bueno, secretaria adjunta de Sitas, quienes tienen previsto participar del programa que conduce el periodista Maximiliano Montenegro por Canal 26. Asimismo, durante la jornada mantendrán una reunión con la dirigente del GEN (Generación para un Encuentro Nacional), Margarita Stolbizer.
 
La delegación de profesionales, que desde hace dos años se encuentra en conflicto con el Ejecutivo provincial, hizo conocer sus reclamos ante integrantes de la Comisión de Salud, presidida por el candidato a gobernador, José Cano. A la reunión también asistieron el titular del bloque radical del Senado Nacional, el jujeño Gerardo Morales; la senadora Hilda Duhalde, y los diputados tucumanos Norah Castaldo y Juan Casañas, de la UCR.
 
Estela Di Cola, una de las dirigentes de los autoconvocados señaló: "Dios está en todas partes, pero atiende en Buenos Aires. Nuestra intención es llevar la lucha del interior al núcleo político y económico del país". Entre otras consideraciones, puntualizó que "es importante que las autoridades nacionales conozcan por nuestra boca cuál es la situación, y que de alguna manera, esto sirva cómo presión para que el gobernador José Alperovich salga del mutismo y deje de darle la espalda a los reclamos de los trabajadores de la salud".
 
Di Cola puntualizó "la falta de acompañamiento que tienen" por parte de las organizaciones sindicales de la provincia en la lucha que llevan por la reivindicación profesional y laboral. "Lo que pasa es que todos los gremios son afines al gobierno de Alperovich; trabajan para el gobierno. Tal es así, subrayó, que el secretario general de ATSA (gremio de la salud) y su segundo, integran una de las listas colectoras del oficialismo".
 
Por último, Bueno contó que el ministro de Salud de la Nación y candidato a vicegobernador, Juan Manzur, se negó a recibirlos. "No nos extraña", relató. "Desde que se inició el conflicto, jamás quiso recibirnos, y eso que somos de la misma provincia", concluyó.
 
 


Recomienda esta nota: